Escribe para buscar

No basta con decir que eres sostenible, tienes que serlo. BEJO

Christiaan Reynders, director general de Bejo Ibérica.

Comparte
Bejo directivos sostenibilidad

No cabe duda de que la pandemia nos ha puesto gafas nuevas y ahora vemos el mundo, y nuestro negocio, de otro modo. Sin embargo, hay líneas estratégicas que trascienden a la crisis del COVID-19, en las que empezamos a trabajar mucho antes de 2020, pero que gracias a la pandemia -aunque resulte difícil y paradójico decirlo- se han visto reforzadas. Y en nuestro caso, además, nos ha demostrado que marchábamos por el camino correcto.

El consumidor quiere comer más sano, pero no solo eso. También demanda más información sobre lo que come, quiere saber de dónde procede, cómo se ha cultivado, y el siguiente paso será -y de hecho ya es- exigir a los agricultores producciones más sostenibles.

En Bejo hace años que vimos esa necesidad y nos pusimos mano a la obra. No solo decimos que somos sostenibles, sino que lo hacemos. Y hago esta matización porque, mientras para otros la sostenibilidad es una cuestión de marketing, para nosotros está en nuestro ADN y, es más, creemos tanto en ello que, actualmente, invertimos más que nunca en investigación y en hacer esas inversiones de forma más sostenible.

A nivel de producción, hemos ampliado nuestro equipo de genetistas y personal de laboratorio con el objetivo de implementar nuevas técnicas de cultivo que nos permitan sacar adelante nuestras propias producciones con un menor uso de tratamientos químicos. No podemos olvidar que la reducción de materias activas no solo afecta al agricultor, sino también a los obtentores, y esto conlleva un mayor esfuerzo en innovación y nos obliga a pensar de otro modo.

“Es sumamente importante que comuniquemos al consumidor todo el trabajo que hacemos en materia de sostenibilidad”

Nuestro compromiso es tal que, en zonas como la Región de Murcia, implantamos nuestras propias medidas para la protección del Mar Menor antes incluso de que la Administración obligara a todo el sector a hacerlo. Pusimos en marcha sistemas de recogida de agua, plantamos árboles para evitar escorrentías, instalamos un filtro de agua natural, creamos colonias de abejas en colaboración con la escuela apicultores… Y, actualmente, estamos trabajando para convertir una parte de nuestra finca de ensayos en zona con dependencia limitada de abonos químicos.

Como decía, estamos firmemente comprometidos con la sostenibilidad a todos los niveles, pero nos sigue faltando algo que considero sumamente importante: comunicar todo este trabajo. El cuidado del medio ambiente debe partir de cada uno de nosotros; sin embargo, hay cuestiones que debemos abordar de forma conjunta, en colaboración con nuestros clientes, y la comunicación y divulgación sobre nuestra actividad es una de ellas. Tenemos que compartir con ellos nuestros logros y animarles a transmitirlos, y desde Bejo haremos lo mismo.

Tenemos ante nosotros un desafío sin precedentes: alimentar a 7.700 millones de habitantes que, en 2050, podrían ser 9.700 millones, y debemos hacerlo optimizando el uso de los recursos disponibles y preservando el medio ambiente. Ser sostenibles no es, por tanto, una cuestión de imagen, es nuestra obligación como proveedores de alimentos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link