Escribe para buscar

Ñoras con “denominación de origen”

El método tradicional de secado del pimiento tipo ñora ha evolucionado, pero aún hay una zona que mantiene el sistema tradicional, la costa de Alicante de Guardamar del Segura, ofreciendo un producto diferenciado por su elevada calidad, como es la ñora del agricultor Gaspar Soler.

Comparte

Es un proceso con más de 150 años de historia. Y en el cultivo del pimiento tipo ñora que se lleva a cabo en la Vega Baja del Segura (Alicante), el tradicional proceso de secado es característico de Guardamar del Segura. Se siembra a finales del mes de abril y se recolecta desde agosto hasta octubre. Posteriormente, se colocan en el suelo bajo estructuras de plástico (túneles de efecto invernadero) para llevar a cabo el secado del producto en el mismo mes de recolección. Se conservan hasta tres años, pero se comercializan en el mismo de cosecha.

El agricultor Gaspar Soler ha seguido adelante con el cultivo de ñora que inició su padre en los años 60, aportándole a la experiencia y saber hacer en el campo, una mayor profesionalización al negocio. Así, es especialista del secado de la ñora en las propias dunas, al sol, donde la fina arena y el clima levantino propician las condiciones ideales para un proceso natural y único.

“El sabor y el color de la ñora de Guardamar son altamente diferenciados en la restauración”

“Mi producto se diferencia de las ñoras industriales que se secan en hornos por tener un mayor sabor y un color más intenso”, afirma Gaspar Soler, quien considera que deberían estar más valoradas en el mercado. La ñora es utilizada para aportar sabor y aroma a platos como la paella, la salsa de los calçots, caldos… y uno de sus principales clientes es la hostelería, que en la actualidad está sufriendo por la pandemia.
Soler produce y comercializa cada año 5.000 kg de producto inmediatamente después de ser recolectados y secados, para no tener que almacenar y poder dedicar su actividad a otros cultivos como patata, alcachofa y brócoli, en sus 15 hectáreas de superficie.

El proyecto lo lleva adelante el agricultor Gaspar Soler y espera que los clientes potenciales, sobre todo mayoristas, puedan valorar la diferenciación en calidad que presenta la ñora secada al sol de Guardamar como ingrediente fundamental para la dieta mediterránea. Especialmente en estos tiempos en los que el consumidor busca una alimentación más natural y saludable, volviendo a los platos tradicionales y caseros.

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link