Escribe para buscar

Sin categorizar

AIMPLAS recibe el premio al mejor proyecto europeo

El proyecto ECOBIONET que coordina AIMPLAS ha recibido el premio como mejor proyecto europeo por una malla biodegradable para cítricos, de la Comunidad Valenciana 2013 en la modalidad de Innovación concedido por la Conselleria de Hacienda y Administración Pública.

Comparte

El innovador envase, a pesar de ser biodegradable,  mantiene las mismas propiedades y el mismo aspecto que las mallas extruidas fabricadas con materiales convencionales, y su precio es tan solo unos céntimos superior por kilo de producto contenido.

 

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) ha recibido hoy el premio al mejor proyecto europeo de la Comunidad Valenciana 2013 en la categoría de Innovación por el desarrollo de una malla biodegradable para productos agroalimentarios en el marco del proyecto ECOBIONET. Se trata de un galardón convocado por la Conselleria de Hacienda y Administración Pública que se ha entregado hoy junto con otros dos premios a la formación y el medio ambiente en una ceremonia celebrada en el patio gótico de la Conselleria con motivo del Día de Europa.

 

Gracias a su participación en el proyecto ECOBIONET, AIMPLAS ha desarrollado con éxito una novedosa malla para envasar cítricos, patatas, cebollas o moluscos que a diferencia de las convencionales no es necesario separar de la basura orgánica para su reciclado. La nueva malla es biodegradable y compostable, por lo que debe ser depositada con el resto de residuos orgánicos generados tanto en el hogar como en las superficies comerciales. En condiciones de compostabilidad industrial, las mallas se convierten en abono para las plantas, en un tiempo inferior a seis meses, y se incorporan de nuevo al ciclo del cultivo de los productos que habían contenido.

 

Durante la entrega del premio, José Antonio Costa, director gerente de AIMPLAS, ha asegurado: “Para nosotros el mejor premio es que las empresas sean capaces de innovar compitiendo con sus homólogas a nivel europeo y global. Es necesario seguir apostando por la innovación a nivel regional, nacional y europeo y las empresas y demás agentes, debemos aprovechar todas las oportunidades que se nos  presentan”.

 

Sobre el proyecto ECOBIONET, José Antonio Costa ha destacado cómo se ha logrado obtener “un valor añadido como la sostenibilidad a un precio competitivo”, ya que según ha asegurado la principal barrera de entrada en el mercado de los productos bio actualmente es el precio. “La participación en proyectos como Ecobionet ha significado un importante retorno no solo para AIMPLAS, que ha conseguido así mantenerse a la vanguardia europea de la I+D+i en el campo de los polímeros y los plásticos en general, sino sobre todo para las empresas con las que hemos colaborado, desarrollando productos innovadores que les han proporcionado una ventaja frente a sus competidores”.

 

Por su parte, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha asegurado que los proyectos premiados hoy en las categorías de Innovación, Medio Ambiente y Formación y Empleo “son proyectos representativos de lo que es Europa” y ha recordado que en el periodo 2014- 2020 la Unión Europea invertirá 960.000 millones de euros en proyectos como los premiados hoy.

 

En el proyecto ECOBIONET también han participado las españolas Ecoplas y Cristóbal Meseguer, la alemana Tecnaro y la compañía belga OWS, y ha contado con la financiación del Programa Marco para la Competitividad y la Innovación (CIP). Uno de los aspectos más destacables de la malla biodegradable es su coste, ya que a pesar de presentar un valor añadido tan importante su precio final solo aumentaría en unos céntimos por kilo de producto envasado.

 

Mismas características, más propiedades

La malla biodegradable desarrollada por AIMPLAS cumple con todos los requerimientos funcionales para envasar desde patatas, ajos y cebollas, hasta mariscos y moluscos, pasando por cítricos y verduras. Tanto es así, que se puede fabricar en todas las variantes presentes en el mercado: mallas extruidas orientadas (las que mantienen su forma original con el producto en su interior: para ajos y moluscos, por ejemplo), las mallas extruidas no orientadas (para cítricos, patatas y una gran variedad de productos hortofrutícolas) y estas mallas combinadas con film (diseñadas para poder ver el producto y que éste transpire, pero que evitan que los residuos o polvo caigan fuera del envase).

 

Sobre AIMPLAS:

AIMPLAS es el Instituto Tecnológico del Plástico ubicado en Valencia y está inscrito en el Registro de Centros Tecnológicos del Ministerio de Economía y Competitividad. Pertenece a la Federación Española de Centros Tecnológicos, FEDIT, y a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana, REDIT.

 

AIMPLAS es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo actuar como socio tecnológico de las empresas vinculadas con el sector del plástico ofreciéndoles una solución integral y personalizada mediante la coordinación de proyectos de I+D+i y servicios tecnológicos (análisis y ensayos, asesoramientos técnicos, formación e inteligencia competitiva y estratégica).

 

AIMPLAS pertenece a  IMAUT (Innovación en Movilidad, Automoción y Transporte) y a la Federación Española de Institutos Tecnológicos (FEDIT), además es miembro activo de otras Redes Tecnológicas como AESICOM y FEDIT. También pertenece a la Asociación Española de Plásticos Biodegradables Compostables, ASOBIOCOM

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link