Escribe para buscar

Frutas

La producción de cítricos crece a un ritmo más rápido que la exportación

Aumenta bastante la penetración de la naranja valenciana en nuevos destinos, aunque entre todos suman un tonelaje todavía muy modesto.

Comparte
cítricos

Las exportaciones de cítricos españoles han cobrado en los últimos meses mejor ritmo que el de la primera parte de la campaña, cuando se sufrió directamente el retraso en la maduración de las variedades precoces. Sin embargo, a pesar de haber un ligero aumento sobre las cifras de salidas acumuladas en iguales fechas del año anterior, se dan dos circunstancias preocupantes: el aumento está muy por debajo de lo que debería conseguirse para poder absorber satisfactoriamente el fuerte crecimiento de la producción y, por otra parte, la modesta alza exportadora se está basando en vender a precios muy bajos, para poder competir con los países competidores que inundan el mercado europeo a base de ofertas de saldo.

Según datos del Comité de Gestión de los exportadores de cítricos, a 31 de enero (últimas cifras totales disponibles, a final de abril se conocerán las de febrero) habían salido 1.995.413 toneladas, frente a 1.987.216 de igual fecha del año anterior. Sólo son 8.197 toladas más, el 0,41%. Un porcentaje de aumento muy exiguo, en comparación con el fuerte crecimiento de la producción.

Recordemos que la Conselleria de Agricultura de la Comunitat Valenciana acaba de corregir sus estimaciones iniciales. Si dijo en septiembre pasado (incluida la ‘cocina’ estadística) que había un crecimiento de cosecha del 19,2%, ahora dice que el incremento más real ha sido del 28,1%, con lo que se han rebasado con creces los cuatro millones de toneladas solamente en la Comunitat Valenciana. De paso conviene considerar que en Andalucía, segunda región productora, también ha subido de forma notable la producción y probablemente muy por arriba de las cifras oficiales, que casi siempre suelen ser más menguadas de lo real. Esto es algo que es muy comentado en el sector citrícola español en los últimos años.

Si la previsión oficial que se anunció meses atrás daba una producción citrícola española de unos siete millones de toneladas o poco más, ahora los expertos dan por seguro que habría más de ocho millones, con un crecimiento porcentual del 30% en cifras redondas.

Comparen, pues, los porcentajes de subida de producción y de aumento de las ventas. Un 19%, o 28%, o 30% más de cosecha (cojan el dato de crecimiento que más guste, da igual) frente a un modestísimo 0,4% más de exportación. El resto es lo que define la honda crisis que afecta al sector: cientos de miles de toneladas que se han estropeado en el campo, muchos cientos de miles que se han regalado a precios inferiores a los costes, cientos de miles que se seguirán perdiendo o regalando… Puede que varíen algo las cifras y porcentajes cuando se conozcan datos de febrero, marzo, abril…, pero seguramente sin grandes cambios relativos. Y por otra parte tampoco es que el mercado interior de España haya funcionado mejor; todos los ‘interioristas’ se quejan de falta de demanda, de una caída del consumo. Y por lo que respecta a la industria de zumos, también ha ido a peor, en una campaña en la que hacía falta que ‘tirara’ con fuerza.

Hay, no obstante, un dato parcialmente positivo. Es el de la exportación a países de fuera de la UE, que engloba a clientes tan habituales como Suiza o Noruega, equiparables al resto de europeos, como a los llamados ‘nuevos mercados’. El conjunto de ventas a países terceros alcanzaba el pasado 7 de abril (aquí sí se conocen cifras oficiales más recientes) 254.545 toneladas, frente a 241.780 de igual fecha del año anterior. Son 12.765 más, que representan un 5,2% de aumento, pero ya ven que sobre un volumen que apenas representa una mínima parte del total. Aquí pesa mucho el bloqueo de Rusia, que llegó a comprarnos más de setenta mil toneladas anuales, con perspectivas de constante aumento, y ahora es cero, mientras que compra a otros países más de millón y medio de toneladas al año, y subiendo.

Pese a todo es de destacar el enorme esfuerzo exportador que están realizando muchos operadores del sector, tratando de abrir nuevos mercados. Se exporta ya a 63 países de fuera de la UE, algunos tan pequeños. lejanos o exóticos como Curaçao, Indonesia o Kazajistán, y destacando los renovados empeños de penetración en grandes mercados como Brasil o China, donde hay fundadas esperanzas de futuro.

 

Fuente: Las Provincias

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link