Escribe para buscar

Empresa

Fresón de Palos: “La vía marítima nos ayudaría a distribuir nuestra fruta en otros mercados”

Innovación permanente, capacidad de superación y sostenibilidad son para Silvia Gómez, los principios empresariales que sustentan el desarrollo de Fresón de Palos, que cumple 40 años en este 2022 convertida en la mayor productora de fresas de Europa.

Comparte
Fresón de Palos

Fortuna, Rociera, Marismeña, Rábida. Las tratan con tanto cariño que hasta tienen nombre. El anfitrión, José Manuel Cumbreras, las sostiene con suavidad, casi se diría que las acaricia, mientras explica las características que hacen diferente a cada unas de ellas. El sabor, la dureza, la fecha de recolección, el tamaño… incluso su brillo o el tacto en la mano son determinantes a la hora de seleccionarlas. En su finca de Palos de la Frontera cultiva actualmente seis variedades diferentes de fresa. Observa cómo se comportan y evalúa su calidad para decidir si pasan o no a producción.

Silvia Gómez recorre la plantación a su lado, atenta a las explicaciones del agricultor y apuntillando la información si es necesario. Nadie diría que hasta hace solo dos años su mundo estaba tan lejos del campo. Se conoce al dedillo las virtudes y los defectos de cada variedad, cómo pueden funcionar en el mercado, en cuáles y en qué momento. Maneja con habilidad los entresijos del negocio y sabe cuáles son los retos a los que se enfrenta. El más importante, y por eso tanto interés en diversificar la producción: alcanzar más mercados y hacerlo por más tiempo.

Si esto fuera turismo, se hablaría de ‘romper la estacionalidad’. Pero se trata de agricultura. Son berries, esta es una de las principales cooperativas de la provincia y la mayor productora de fresas de Europa. Silvia Gómez es desde 2020 la directora general de Fresón de Palos. Licenciada en Economía por la Universidad Autónoma de Madrid, ha desarrollado los últimos 24 años de su carrera en el sector bancario (nueve de ellos como directora de zona en Huelva, Sevilla y Cádiz), así que cuenta con una extensa experiencia profesional, fundamentalmente orientada a la búsqueda de relaciones comerciales y al liderazgo de equipos, según publica este lunes el diario Huelva Información. También es una apasionada de su familia. En su tiempo libre, disfruta de la gastronomía, las playas de Huelva y la política, y no tiene remilgos en defender, “cada día”, el derecho de cada mujer a sentir el feminismo como quiera. En cualquier caso, hoy lo que toca es hablar de fresas…

-¿Cómo afrontáis la campaña de la fresa de este año?
-Puede sonar a tópico, pero las previsiones antes de campaña son siempre complicadas, ya que dependemos del campo y la meteorología. Si todo transcurre de la forma esperada durante la campaña, llegaremos a las mismas cifras de producción que años anteriores, que estuvimos en torno a 76 millones de kilos como cantidad total de berries por temporada.

-Se habla mucho de la subida de los precios en la agricultura.
-Estamos en un momento complicado. Después de la pandemia nos estamos encontrando con un gran desabastecimiento y los precios se han encarecido mucho. La subida es generalizada de todos los costes: cartón, plásticos, hierros, electricidad, combustible, mano de obra… que supone un incremento de entre el 30-35% de media más que en años anteriores.

-¿En qué medida va a afectar este incremento a los productores? ¿Y al consumidor?
-Los consumidores lo están notando, ya que, según la OCU, de media, las grandes cadenas están subiendo el precio de los alimentos frescos y, en concreto, de la fruta entre un 10-15%. Sin embargo, nosotros no estamos percibiendo este incremento. Además, este año ha entrado en vigor la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria, con la que estamos obligados a comunicar a las grandes cadenas cuándo vendemos por debajo del coste. Todo esto, sin duda, hace prever una campaña complicada.

-¿Cómo os puede afectar el decreto de envases que prepara el Gobierno?
-Desde Fresón de Palos llevamos varios años actualizando nuestros envases a materiales cada vez más sostenibles. Evidentemente, nos parece una decisión totalmente acertada, adecuada y necesaria. Sí que es cierto que, además de limitar en el uso de plásticos, desde el Gobierno se deben proponer más soluciones, ya que prohibir algo y no ofrecer una solución es algo que no ayuda a la industria agroalimentaria y menos si el sobrecoste recae nuevamente del lado de los productores.

-¿Cómo os adaptáis a las normativas ambientales y a las exigencias de un consumidor cada vez más concienciado?
-Recientemente hemos lanzado la línea Fresón Sostenible, marca registrada en seis idiomas con la que comercializamos fruta en un envase biodegradable. Una propuesta que refuerza una vez más nuestro compromiso con una actividad responsable con el medio ambiente y con el entorno que nos rodea. Además, la innovación continua en los campos de nuestros productores nos permite mejorar la eficiencia en el consumo de agua. Durante el año 2021 y gracias a la nueva planta de autoconsumo fotovoltaico, hemos generado nuestra propia electricidad, evitando la emisión de 332 toneladas de CO2. Con estas iniciativas, cuidamos el impacto de nuestra huella hídrica y la huella de carbono.

-¿Qué supone ser la mayor productora de fresas de Europa? ¿Cómo se lleva esa responsabilidad?
-La responsabilidad se afronta con mucho orgullo, ya que han sido años y años de duro trabajo, unión e innovación que nos han hecho ser lo que somos hoy en día. Además, somos conscientes de que debemos seguir teniendo presentes estos principios empresariales basados en la innovación permanente, la capacidad de superación, la sostenibilidad y cuidado al medio ambiente y el trabajo en equipo. Gracias a esto, la cooperativa en su 40 cumpleaños es compañía líder, que representa la unión de más de 150 socios, el trabajo, temporada tras temporada, de más de 5.000 personas.

-¿Qué importancia está tomando el arándano y la frambuesa dentro de vuestra producción?
-Sin duda, la frambuesa y, sobre todo, el arándano están tomando cada vez más importancia en nuestra producción. Ambas han pasado a estar cada vez más presentes en el carrito de la compra del consumidor y seguirán teniendo un crecimiento exponencial en los próximos años. Sin duda es una gran oportunidad. Por ello, desde Fresón de Palos, seguimos consolidando el liderazgo en fresa, sin renunciar a la diversificación creciente en el resto de berries.

-¿Qué retos os planteáis para el futuro?
-Estando presentes prácticamente en todos los lineales de supermercados europeos, la oportunidad pasa por potenciar más los países nórdicos y del este de Europa con transportes cada vez más sostenibles y no solo con fresón, sino con arándanos, frambuesas y moras. Además, nuestros clientes nos demandan calidad continua en nuestra fruta y es algo que hemos garantizado desde hace décadas.

Un departamento que ha cobrado especial importancia en 2021 ha sido I+D+i, que tiene varias líneas de investigación abiertas con el objetivo de dar respuesta a los desafíos a los que nos enfrentamos: optimizar recursos que nos permitan mejorar nuestros procesos productivos tanto en el campo con en nuestras instalaciones. Una de sus líneas de trabajo que ya se está viendo reflejada en esta campaña es la innovación en nuevas variedades de berries más premium, que se adecuan a las exigencias de nuestros clientes. Estos puntos son clave en un sector cada vez más cambiante y competitivo, pero que nos permitirá mejorar nuestra calidad e incrementar nuestra cuota de mercado.

-¿Hasta qué punto será determinante el papel de la tecnología en el futuro del sector?
-Los avances tecnológicos nos han permitido estar a la vanguardia de la producción de berries a día de hoy y, sin lugar a dudas, esto seguirá siendo determinante en el futuro. Por otro lado, estamos trabajando en la incorporación del Big Data a nuestro proceso productivo y contribuir a su predicción, optimización y, por lo tanto, a su rentabilidad. Somos conscientes de nuestro papel y nuestra responsabilidad en el sector y con la sociedad y por ello avanzamos también en líneas de negocio con producción de km 0, que nos ayuda a reducir nuestra huella de carbón y a permanecer en la vanguardia y liderazgo del sector de los frutos rojos en materia de innovación y sostenibilidad.

-Se habla a menudo de los problemas de infraestructuras de la provincia. ¿Cómo afectan al sector? ¿Cuáles son las más necesarias?
-Sin duda es un hándicap que como provincia tenemos que mejorar. Alrededor del 60% de nuestras fresas van a parar a los mercados europeos, por lo que tenemos que atravesar toda España y media Europa para llegar a los lineales de venta de los supermercados. Y este recorrido siempre es por carretera gracias a las magníficas empresas de logística y transporte que tenemos en la provincia de Huelva. Para nosotros, la vía marítima nos ayudaría a distribuir nuestra fruta en otros mercados: Oriente Medio, Asia e incluso Estados Unidos. En los últimos años, el Puerto de Huelva ha mejorado de forma inconmensurable sus infraestructuras y es cuestión de tiempo que se abran nuevas rutas de comercio. A nivel personal, y siendo madrileña de nacimiento, aunque onubense de adopción, sí que me entristece mucho el abandono de infraestructuras que presenta Huelva, especialmente en las conexiones de tren con Sevilla y Madrid y más aún en el tiempo que se tarda desde Huelva a Sevilla.

 

Fuente: Huelva Información

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link