Escribe para buscar

Frutas

Extremadura pierde el 40% de su producción de cereza

Las inclemencias meteorológicas no han permitido a los productores de cereza del norte de Extremadura iniciar su recolección tras más de un mes de campaña.

Comparte

La temporada de cereza, que tiene una duración de dos meses y medio, ya ha superado la mitad del ejercicio y aún no ha podido tener volumen para recolectar. Los mercados están demandando cereza, pero no hay oferta. “Hace un mes y algunos días empezamos a recoger las primeras frutas, pero seguimos igual, con apenas producto, porque todas las variedades se han visto mermadas a causa del clima”, explica el presidente del Consejo Regulador de la D.O. Cereza del Valle del Jerte, Emilio Sánchez.

Actualmente están a la espera de la recolección de variedades de media y alta estación, aunque las previsiones del clima para la próxima semana tampoco son favorables. Hasta el momento, las pérdidas se calculan en un 40% de la cereza del global de la campaña. “Todas las zonas de 600/700 metros hacia abajo se han perdido y en las altas ya había sucedido previamente”, explica Sánchez. La fruta se queda en el árbol y después de tanta lluvia y después sol, han perdido el agua y se han caído.

Desde la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, su directora general, Mónica Tierno, manifiesta que efectivamente pudieron comenzar el ejercicio, pero después se ha visto interrumpido debido a episodios de granizo, heladas y lluvias constantes durante incluso hasta siete días seguidos: “Este mes ha resultado casi inexistente”, afirma.

La situación de mercado es favorable tanto en España como en Europa, con cotizaciones buenas, pero no hay producto “ni de lejos” para compensar las pérdidas. “Estamos en jaque”, sostiene la directora de la Agrupación.

Los productores de cereza se encuentran en una difícil situación. “Esta campaña sin duda pasará factura al agricultor”, comenta Sánchez, quien añade: “Si se ayuda en los momentos de crisis a las empresas, por qué no hacerlo con el agricultor, que ha estado trabajando duro durante esta crisis y contribuyendo con material de protección para los sanitarios y donaciones de alimentos para la población”.

En las zonas más tardías, que aún no han empezado cuentan con la esperanza de que puedan tener un mejor desarrollo.

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *