Escribe para buscar

Frutas

Expertos alertan de los “perturbadores efectos” de la HLB si se expande por España

La enfermedad ha sido detectada ya en el sur de Portugal y se aproxima a Huelva, de ahí que la científica Pilar Mateo haya alertado de sus efectos económicos si, finalmente, esta devastadora enfermedad alcanza nuestro país.

Comparte
cítricos enfermedades hlb

La científica Pilar Mateo advierte de que el Trioza erytreae, vector transmisor de la enfermedad Huanglongbing (HLB) que afecta a los cítricos y cuya presencia ha sido detectada en el Cabo de San Vicente en Portugal podría extenderse por España y “tendría unos efectos económicos muy perturbadores”.

La experta en el control de insectos que transmiten enfermedades endémicas, una de las diez científicas más prestigiosas de España y de las cien más destacadas de todo el mundo, indica que empezó a constatarse la presencia de esta enfermedad bacteriana, conocida como “dragón amarillo”, en 2015 y poco a poco avanza de una manera imparable.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha alertado de que este vector transmisor de la enfermedad “más devastadora de la citricultura mundial” sigue su rápida expansión de norte a sur de Portugal, ya ha llegado al Cabo de San Vicente y se aproxima a la zona citrícola de Huelva.

Una de las 20 peores plagas

Tras reconocer que no es agrónoma y tiene un conocimiento limitado de los temas agrarios, considera “evidente que los problemas que tenemos los humanos con respecto a la difusión de los virus los tienen también los animales y las plantas”.

La Trioza Erytrae, señala, está catalogada como una de las “plagas prioritarias” de la Unión Europea. “Es decir, está considerada como una de las veinte peores plagas que podrían entrar en Europa“. “Para hacerse una idea de lo devastadora que es esta enfermedad, Florida ha reducido en más de un 80 % la producción de cítricos en los últimos veinticinco años”, añade la investigadora valenciana.

Afecta tanto a los árboles como a los frutos y de forma progresiva acaba con las plantaciones, explica para añadir que como los síntomas de HLB no son específicos y pueden confundirse con algunas carencias nutricionales, “a veces se detecta demasiado tarde”.

Su extensión por España sería rápida

Considera que podría extenderse con rapidez por España y tendría “unos efectos económicos muy perturbadores”, y recuerda que Inmaculada Sanfeliu, presidenta del Comité de Gestión de Cítricos, advirtió de que de entrar el HLB, “la citricultura española podría desaparecer en quince años”.

Eso representaría la pérdida de unos 7,5 millones de toneladas con un valor medio de unos 4.500 millones de euros y afectaría a unos 200.000 empleos en recolección, manipulado, confección, envasado y comercialización de cítricos, así como 80.000 empleos equivalentes a tiempo completo en las explotaciones citrícolas. “Un auténtico desastre”, alerta.

Respecto a cómo se puede atajar, Mateo señala que hay unos protocolos de erradicación que pasan por demarcar las zonas donde se ha detectado el vector para evitar su propagación. Se usan medios biológicos (el parasitoide Tamarixia dryi), químicos (insecticidas sistémicos y de contacto), de vigilancia constante de las plantaciones, de reconversión hacia nuevos cultivos y de información a los agricultores.

La científica investiga en estos momentos la forma de aplicar su tecnología de microencapsulación biopolimérica para el control del llamado “cotonet” (Planacococus citrus), que también está afectando a las plantaciones citrícolas: “Es un grave problema derivado de una invasión medioambiental, en este caso importado desde Sudáfrica. Y ese ya lo tenemos aquí, no hay que esperarlo”.

Se trata del proyecto NECOTDIM, que financia la Agencia Valenciana de la Innovación de la Generalitat (AVI) y que se va a coordinar en colaboración con el Instituto de investigaciones agrarias (IVIA), la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y las cooperativas citrícolas COARVAL COOP.V. e INTERCOOP.

“La realidad es que los insectos y los patógenos que transmiten no entienden de fronteras ni de divisiones entre el norte y el sur”, indica la investigadora e inventora.

Por eso, afirma que “es imprescindible ir pensando en soluciones globales que engloben aspectos científicos, medio ambientales e industriales. Si no pensamos en global resultará imposible evitar la difusión de estos problemas a escala planetaria”.

 

Fuente: Valencia Plaza

Etiquetas

Te puede interesar

1 Comentario

  1. Estoy utilizando qenes de árboles que no le afecta la plaga y colocando en postura de cítricos. .me dio resultado el árbol del Marañón ya que este contiene un tóxico y al parecer al HLB no le gusta. .Mis cítricos ya tienen 4 años y se mantienen sanos y sin tratamiento de ningún tipo. .piensa que esta tecnología da la posibilidad de tener la cura dentro.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link