Escribe para buscar

Empresa Hortalizas Mercados

El hundimiento de precios de patata y cebolla obligará a destruir cosechas

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha denunciado que las cotizaciones de la patata y la cebolla se sitúan muy por debajo de los costes de producción y que ese hundimiento de los precios obligará a los agricultores a destruir la cosecha de este año.

Comparte
cebolla

Según un comunicado de la organización agraria, los productores valencianos de patatas y cebollas afrontan la recta final de “una de las peores campañas que se recuerdan en mucho tiempo”.

El desastre ha cobrado tal magnitud, según AVA, que muchos agricultores se plantean comenzar a “rotovatar” sus campos, destruir las cosechas con máquinas “porque ni siquiera les sale a cuenta recolectar el producto para intentar venderlo en el mercado”.

Según los afectados, los precios que se ofrecen por la patata en las zonas de cultivo de L’Horta de Valencia no llegan a los 10 céntimos por kilo, cuando el coste de producción de ese mismo kilo se sitúa en torno a 12 céntimos.

En el caso de la cebolla la situación es “aún peor”, ya que las cotizaciones oscilan entre 5 y 6 céntimos por kilo, cuando el coste de producción ronda los 15 céntimos.

“En esas condiciones resulta imposible trabajar porque los precios están tan hundidos que apenas alcanzarían para compensar el gasto que acarrea la recolección del producto, de tal manera que no queda otro remedio que abandonar las cosechas o destruirlas”, ha explicado el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Según el dirigente agrario, “es muy lamentable que hayamos llegado a este extremo, máxime si tenemos en cuenta que cultivos como la patata y la cebolla son muy importantes a la hora de lograr un equilibrio de la renta agraria para los agricultores de comarcas como L’Horta, Camp de Morvedre o la Ribera”.

La causa principal de este “descalabro” se encuentra, según AVA, en la presión al alza sobre la oferta global del mercado que han ejercido desde el inicio de la campaña otras comunidades productoras como Andalucía y Extremadura, donde este año se han incrementado un 30 % las superficies dedicadas a estos cultivos.

En el contexto europeo, también Italia ha doblado prácticamente su producción de patatas, al tiempo que Francia aún mantiene un “stock” considerable de este mismo producto.

Las consecuencias de esa sobreproducción se han plasmado en “un mercado apático y dominado por precios de ruina para los cultivadores valencianos”, ha destacado AVA.

La situación de la patata y la cebolla se suma, según Aguado, “a la nefasta campaña citrícola” y “a los efectos devastadores que la sequía ya ha tenido en hortalizas como la alcachofa, la coliflor o la lechuga y que ya se deja notar también en otros cultivos como la viña, ciertos frutales, el almendro o el cereal”.

“Estamos atravesando un año verdaderamente horrible para la agricultura y la ganadería que puede provocar que las cifras de abandono se disparen”, ha alertado.

Problemas como los de patatas y cebollas “ponen de relieve -ha apuntado Aguado- la necesidad ineludible de que la nueva Organización Común de Mercado (OCM) de frutas y hortalizas aborde y aporte soluciones concretas a estas situaciones de crisis de mercado, puesto que ya hemos visto que la nueva Política Agraria Común (PAC) no ofrece ninguna respuesta en esta materia”.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link