Escribe para buscar

Sin categorizar

Ya se ha cerrado la edición 2022 de Fruit Attraction

Comparte

Ya estamos de vuelta a casa, muy cansados, yo con unos kilitos de más, pero muy contentos.

Por supuesto, ha sido un éxito organizativo, unos 1.800 expositores, 130 países presentes, 55 kilómetros cuadrados de feria, nuevos pabellones ocupados, excelente y variada oferta informativa… Por supuesto, hay que felicitar a los organizadores. Este Paranoico ya ha contado que cuando Pozancos le contó su sueño de organizar una gran feria hortofrutícola en Madrid, cuando ya teníamos Fruit Logistica, me pareció una locura. Une vez más, estaba equivocado y José María estaba en lo cierto.

Por supuesto, teníamos muchas ganas de vernos las caras, en el sentido figurado, pero también real, de estas palabras. En estos pocos últimos años, hemos sobrevivido al embargo ruso, a la crisis económica del 2008, al COVID, a la crisis económica consiguiente, a la guerra de Ucrania, a las Danas y a las sequias, a las heladas tardías y a las tempranas, a la subida de los costes energéticos, de transporte, logísticos y laborales…

¡No me digan que todo esto no es para alegrase cuando nos reencontramos!

La situación actual de los mercados no es fácil. En mis 42 años de seguimiento de los mercados hortofrutícolas europeos, nunca había estado tan inmerso en la era de la incertidumbre.

Por supuesto, miramos a nuestros competidores. En hortalizas de invierno, el aumento de los costes energéticos penaliza la producción en invernadero, principalmente en Holanda y Bélgica; el protocolo actual debería contener importaciones de naranjas sudafricanas; el costo del flete pesa sobre la producción del hemisferio sur; la multiplicación de alertas fitosanitarias en el caso de productos turcos debería aumentar la vigilancia; El impacto de la escasez de agua también se nota en Marruecos…

De hecho, se han visto con mucho interés por restablecer contactos clientes con los cuales antes era muy difícil contactar.

No deberían sobrar productos en esta temporada. Algunos se hacen los remolones y se dejan cortejar ya que, por una vez, podrían los productores tener la sartén (o al menos parte de ella) por el mango. Otros, a mi juicio  más sabios, saben que la vida es larga y priorizan a sus clientes habituales antes que responder favorablemente a las sirenas de los recién llegados.

Estamos en un caso clásico de tensión entre lo necesario a medio plazo, lo posible y la presión del día a día. La competencia diaria entre distribuidores limita las subidas de precios a los productores, con la amenaza muy real de descatalogar determinados productos esta temporada si el distribuidor está convencido de que no podrá repercutir subidas excesivas. Yo he notado un mayor interés este año por los pequeños calibres (a precio de pequeño calibre) y una cierta preocupación por el precio que pueden alcanzar al final los mejores productos, incluso si hay una cosecha corta.

Cuanto más difíciles se ponen las cosas, mayores son los costos regulatorios, más importantes son la excelencia y la visión estratégica en todas las fases del proceso, desde la semilla hasta la siembra, desde la granja hasta la mesa.

Este es el ambiente que percibí en los pasillos de FRUIT ATTRACTION y de mis muchas reuniones: los productores españoles son optimistas y preocupados pero decididos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *