Escribe para buscar

Los precios al consumidor tienen que subir, un poquito, pero deben subir

Comparte

Fuente: https://elpais.com/elpais/2020/02/26/opinion/1582737913_357485.html

Por desconocimiento, por prudencia política o por falta de valentía política, se ha dicho y escrito muchas veces que no se debería trasladar al consumidor el alza de los precios a los agricultores. Como dijo el torero Guerra, lo que no puedes ser, no puede ser y además es imposible.

¿Cuál es la lógica económica que hay detrás de esta afirmación? Debe ser que alguien en la cadena alimentaria se está forrando marcando margines abusivos. ¿El transportista? ¿El almacenista? ¿Mercasa, como alguien ha sugerido? ¿Los distribuidores?

Entramos de lleno en el diagnóstico del porqué de la crisis. Para mí (y felizmente, muchos más), el tema está claro. Nos encontramos con una cadena alimentaria, nacional e internacional, desequilibrada; con un nivel muy elevado de competencia de cara al consumidor español, alemán, europeo…, en el cual las empresas para sobrevivir deben minimizar sus costes y sus margines y maximizar los volúmenes con la mayor rotación posible de los productos. Esta presión se repercute a lo largo de la cadena y acaba siendo asumida por el eslabón más débil de la cadena, el productor agrario.

La suma de las muy lógicas dinámicas individuales puede conducir, y conduce a veces, a la destrucción de valor y a una situación insostenible a medio y largo plazo para el productor y, me atrevería a decir, también para pequeñas y medianas industrias.

El corolario de este diagnóstico es que hay que intentar reequilibrar la cadena alimentaria, reforzando la organización de los productores para que puedan crear valor y negociar en mejores condiciones con el resto de los actores de la cadena, promover iniciativas y culturas “Win – Win” entre ellos y clarificar las reglas de juego para que el partido se pueda desarrollar de una forma más leal, menos destructiva, con un árbitro en condiciones de ser respetados.

Sobre lo que significa en concreto este último párrafo y las medidas que ya ha adoptado y anunciado el gobierno, volveremos en otra entradilla.

Lo que quiero destacar aquí es que, si esto se consigue, evidentemente el nivel de precios al productor crecerá y el consumidor tendrá que pagar un poquito más por su alimentación.

Insistimos en que será “un poquito”, y esto por varias razones. Me atrevería a adelantar dos. La primera es que la importancia del precio del producto agrario en el producto alimentario es relativa. Un precio digno al agricultor no modificara para nada los costes fijos que su comercialización y transformación generan.

La segunda es se puede, se debe producir mejoras en la eficiencia de cada uno de los actores de la cadena que permitan aminorar los costes totales del proceso.

Es verdad que hay una parte de la población que sigue sufriendo las consecuencias de la crisis económica que hemos vivido y que tiene dificultades serias para llegar a fin de mes. Esta franja de la población es, además, aquella que proporcionalmente gasta más en alimentación que la media nacional. Por lo tanto, es verdad que esta, modesta, subida de los precios de la alimentación puede hacer aún más difícil su quehacer cotidiano.

Por muchas razones, de cohesión social, la solidaridad nacional debe ejercerse con las medidas sociales pertinentes. Puede ser la subida del salario mínimo, puede ser una renta mínima como en el país vasco, puede ser con ayudas sociales… Estoy entrando en uno de mis múltiples dominios de incompetencia.

Pero hay dos cosas que sé. La primera es que, consolidando la cohesión social, ayudando a los que más lo necesita. es la mejor manera de construir País, de ser orgulloso de ser español y patriota. La segunda es que no se les puede pedir a los agricultores que se hagan cargo de este grave, ineludible, problema.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link