Escribe para buscar

Frutas

La crisis de las frutas de hueso, II parte

Comparte

Nuestra primera entrada sobre “la crisis de las frutas de hueso” ha provocado unas interesantes reacciones que me gustaría compartir con ustedes y comentar.

Francesc Ollé Marrugat, desde Mercolleida señala: Efectivamente ha sido una mala campaña, aunque sin querer entrar en polémicas, estoy absolutamente convencido que una inmensa mayoría de los productores de Aragón y Cataluña (el grueso de la producción española) se darían con un canto en los dientes para poder cobrar los 40 cts/kg que se citan en el artículo, al mismo tiempo que los 6,95€/kg de precio de venta de un melocotón “Premium” está absolutamente desfasado de la tónica general del precio que el consumidor ha pagado durante el verano.
Desde mi punto de vista, la ampliación en 19.550 toneladas de  los cupos de retirada del mercado de fruta de hueso, es buena noticia desde el punto de vista del buen trabajo de las Administraciones y de Entidades del sector que han conseguido que la Comisión Europea lo aprobara en plenas vacaciones. Pero es muy mala noticia, primero por  tener que acudir a ese mecanismo de ayuda, y segundo porque se ha quedado a la mitad de lo que se considera necesario.
Un sector que desde la vertiente de la oferta, crece entre un 10 y un 15% anual, mientras que su demanda permanece prácticamente estable, tiene un gravísimo problema estructural, habida cuenta de que los precios desde hace años no son retributivas para el productor. Y además, es evidente que un sector cuyo proceso de comercialización se inicia sin valorar su materia prima –la fruta, en este caso- empeora todavía más esa dificultad estructural. Discrepo sobre que el problema sea la insuficiencia de estructuras comerciales, puesto que es la inexistencia de un precio en origen la causa que la eficiencia, eficacia y competitividad de las actuales estructuras comerciales se vean eclipsadas por la competencia que ellas mismas se hacen en origen inmolando el precio que debe de recibir el productor.
El actual sistema de resultas con posterior liquidación al productor, una vez finalizada la campaña, ni pone un precio al agricultor ni pone freno a las entradas a la central. A mi modo de entender, mientras no se aplique un precio de referencia en origen a una oferta, -que además es excesiva  en determinados momentos de la campaña-, no habrá ninguna estructura comercial capaz de asegurar un precio digno para el productor, lo que comportará el obligado abandono del sector, hasta que oferta y demanda vuelvan a equilibrarse de nuevo
.

En cuanto a Felipe Gómez de Valenzuela, Director de las Cooperativas Agro-alimentarias de Aragon, insiste:

La información que das, contrariamente a lo que nos tienes acostumbrados, no ers exacta, puede ser un gazapo o que COAG te haya dado mal la cifra. El melocotón amarillo se está vendiendo de 18 a 20 cts de euro y el de plaza entre 12 y 15 cts que, descontados los gastos, se quedará en sobre 17 cts el primero y 12 cts el de plaza.

Tenemos un problema grave, en eso coincido plenamente contigo, en la deficiencia de las estructuras comerciales en fruta. Desde la Consejería se hace notar esta deficiencia, pero no se ha hecho nada en concreto para intentar solucionarla. Sobran diagnósticos y faltan iniciativas en la Administración y por supuesto, en el sector.

Lo primero que me cabe decir es que las cifras de precios que he mencionado no son mías. Están recogidas de un comunicado de COAG y van acompañadas del link con el comunicado de prensa correspondiente.

Lo segundo es que estamos ante una crisis estructural. Las cifras avanzadas por Francecs (oferta que crece entre un 10 y un 15% anual, mientras que su demanda permanece prácticamente estable) me parecen excesivas pero marcan una tendencia real.

Las medidas coyunturales son siempre bienvenidas pero no resuelven las crisis estructurales. Si las 19.550 toneladas “se han quedado a la mitad de lo que se considera necesario”, esto no tiene nada que ver con las consecuencias del embargo ruso. Esto quiere decir que mis antiguos compañeros de la Comisión han sido capaces de convencer, entre otros a los responsables del presupuesto, de utilizar el instrumento del embargo ruso para echar una mano al sector en estos momentos difíciles.

Espero que FEPEX tenga razón cuando confía que esta medida extraordinaria ayude a terminar más o menos decorosamente la campaña. Habremos comprado unos meses pero las mismas causas provocando los mismos efectos, nos podemos encontrar con una campaña 2018 aún pero que esta.

Comprar tiempo es una buena cosa. Ahora veremos si el sector en primer lugar, acompañado por las Administraciones)  es capaz de invertir este tiempo en preparar el futuro, esto es organización y más coordinación, o lo derrocha y el ajuste entre oferta y demanda se hará por el camino del cementerio.

He escrito “el sector acompañado por las Administraciones” porque estoy convencido que la pelota está en el campo del sector. Sin un compromiso serio por parte de los productores, sin un nivel suficiente de organización y disciplina, las Administraciones podrán hacer poco para abordar el reto estructural de fondo.

Muchas de las medidas incluidas en el Plan de emergencia[1] serian un alivio para los productores, sin duda, pero “pan para hoy y hambre para mañana” e incluso contraproducente si  impiden o limitan la toma de consciencia por parte del sector de la necesidad de cambios estructurales y organización comercial. Tiene (poca) gracia que se incluya en el “la denegación de nuevas concesiones en el sector de las frutas y hortalizas en el marco de los acuerdos bilaterales entre la UE y otros países y el mantenimiento de la preferencia comunitaria”  cuando la crisis de mercado es 100% europea. Este mercado lo hemos hundido los europeos solitos, sin la ayuda de nadie.

Mientras tanto,  y con más acierto creo yo, la Consejera extremeña de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, insiste en que “se debe trabajar de cara a la próxima campaña en abrir nuevos mercados mediante acuerdos con países terceros[2]”.

[1] http://agrodiariohuelva.es/2017/08/29/coag-reclamara-al-mapama-un-plan-de-emergencia-para-garantizar-el-futuro-de-los-productores-de-fruta-de-hueso/

[2] https://revistamercados.com/noticia/extremadura-se-siente-discriminada/

Etiquetas

Te puede interesar

1 Comentario

  1. Luc Hellebuyck 04/09/2017

    Look to the full fruit basket available to the consumerr. It includes other fruits as apples, citrus and bananas. During this summer the latter are sold 20% below three year average. Peaches and nectarines have to compete with this abundant suppy. New EU free trade agreements offer full liberalisation of banana importts from third countries. They hurt local growers of all kind of fruits.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *