Escribe para buscar

Alimentación Empresa Frutas Hortalizas Mercados

Algo estamos haciendo mal. Sigue bajando el consumo de frutas y hortalizas

Comparte

El mensaje es claro y ampliamente conocido por los consumidores. El consumo de frutas y hortalizas, idealmente de 3 hortalizas y 2 frutas al día, es una parte importante de una dieta saludable para todos, desde los niños a los mayores.

Sin embargo, el consumo en los hogares españoles sigue disminuyendo.  Según los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio, el consumo (incluyendo la patata) habría disminuido del 2.8% en el año 2014 comparando con el 2013, observándose una caída del valor del 8.1%. Es decir, a pesar de que los precios han bajado, el consumo también ha disminuido. Las hortalizas han perdido el 3.4% de mercado y las frutas “solo” un 2.6%.

FEPEX tiene razón cuando considera necesario la promoción institucional del consumo, vinculándola a sus efectos positivos sobre la salud y el bienestar social. Pero esto me parece una respuesta escasa ante un fenómeno de gran envergadura.

Como algún político sensato (los hay) dijo después de perder muchos votos en unas elecciones, algo malo estaremos haciendo para que los consumidores se alejen de nuestros productos. Es necesaria una reflexión estratégica que debe ser llevado a cabo por todos los actores de la cadena de valor, juntos.

Permítanme aportar algunos elementos para esta reflexión estratégica:

  1. Las frutas y hortalizas no son “alicamentos”. El argumento salud sirve como tela de fondo pero no puede ser la base de una estrategia de reconquista del consumidor.
  2. Al contrario, para ré-enamorarle, el placer a la hora del consumo debe ser esencial.
  3. La cadena de valor lleva tiempo trabajando para mejorar el aspecto y la duración del producto en tienda. Solamente más recientemente, han vuelto a aparecer iniciativas cualitativas y gustativas. Hay que poner al consumidor (al “jefe” dirían en una gran cadena de supermercados) en el centro de nuestra reflexión, el jefe y su disfrute.
  4. Uno de los argumentos avanzados para explicar el descenso del consumo es el precio, aunque el año 2014 señale una disminución simultánea del precio y del consumo. El movilizar la “fruta fea”, como se está empezando a hacer en el reino Unido y en Francia, puede servir para recuperar consumo y disminuir el derroche de alimentos, otro de los grandes retos si queremos ser capaces de alimentar correctamente 9 millardos de habitantes al horizonte 2050.
  5. El futuro del consumo pasa también por un cambio estratégico en el sector: auge de los huertos urbanos; auge de la agricultura periurbana; mayor protagonismo de los circuitos locales.
  6. Todo esto pone en entredicho el modo cuantitativo en el que los grandes centros de producción se han desarrollado en estas últimas décadas. Hay que seguir poniéndose las pilas, recuperando variedades; respetando a los consumidores; ofreciendo productos más maduros con un grado Brix suficiente; favoreciendo las ventas directas con las cadenas o incluso los consumidores finales; segmentando el mercado, consolidando la lucha integrada como la norma básica y avanzando hacia el “0 residuos”; impulsando la agricultura ecológica…
  7. El programa de frutas y hortalizas en las escuelas es un ejemplo de buen hacer. Entre las múltiples razones que justifican esta afirmación, me permito destacar 2: primero, favorece la emergencia de una cadena de suministro de productos maduros y sabrosos para los niños, primero; Segundo, las actividades pedagógicas entorno al consumo de frutas y hortalizas son un elemento esencial del éxito: visitas de fincas, encuentros con agricultores; integración del tema en los programas escolares…
  8. Una cadena de valor organizada es capaz de anticipar. La nueva reglamentación europea ha ampliado las responsabilidades de dos figuras jurídicas ya existentes: las asociaciones de organizaciones de productores y las interprofesiones. Retos como este no pueden ser asumidos solo por uno de los eslabones de la cadena. Son un reto colectivo.
  9. Esto implica un cambio de mentalidad en muchos operadores, lo más difícil de conseguir pero lo más importante también: para los productores, trabajar juntos y organizarse; para los supermercados, construir relaciones de continuidad con los productores no basadas únicamente en el precio más bajo posible hoy y ahora; para todos, construir relaciones de confianza entorno a proyectos comunes.
  10. ¡Sí se puede! Con todas sus luces y sus sombras, la Interprofesión del aceite de oliva nos enseña que esta es una senda que se puede caminar.

 

 

Etiquetas

Te puede interesar

1 Comentario

  1. Antonio de mora 15/06/2015

    Como siempre sólo existe el aceite de oliva. Tomas, la interprofesional de la aceituna de mesa sé constituyó más tarde pero fue capaz de organizarse y empezar sus campañas de promoción antes que la de aceite y lo sigue haciendo desde entonces. Empieza ya a cansar que sólo se cite al aceite. Por lo demás muy interesante y también aplicable a la aceituna.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link