Escribe para buscar

Alimentación Empresa Frutas Hortalizas Mercados Sin categorizar

5 al día, una buena idea para consumir con moderación

Comparte
precios

Nadie que le tenga cariño al sector puede negar el papel importante, y positivo, que ha desempeñado, y sigue desempeñando, las campañas de promoción del consumo de frutas y hortalizas. Como uno de los padres del programa europeo de “las frutas en las escuelas”, difícilmente podría decir lo contrario.

Entre aquellas campañas destaca por méritos propios la de “5 al día”, campaña desarrollada con éxito en toda Europa y buena parte del resto del mundo empezando por los Estados Unidos donde nació la iniciativa, aunque tengo la debilidad de confesar un cariño especial a la campaña danesa, de gran éxito entre los jóvenes  de “sex a day”.

La aportación saludable del consumo de frutas y hortalizas es un argumento importante de cara, en particular a los más jóvenes (y a sus padres que quieren lo mejor para sus hijos) y los más mayores, categoría de consumidores numéricamente al alza y para los cuales el mantenerse en buena salud forma parte de sus prioridades. En otros productos, como el aceite de oliva, ha sido la base sobre la cual se ha construido la creación y expansión del mercado en los países no consumidores tradicionales.

El paranoico que soy no puede dejar de recordar que se puede morir de éxito. Los productores americanos de ciruelas convencieron, con buenas razones, a los consumidores de las virtudes de su producto para regular el tránsito intestinal. Nadie que no tenga dicho problema suele tener la sorprendente idea de tomarse una ciruela.

No podemos transformar las frutas y hortalizas en un “alicamento” (de la contracción de alimento y medicamento). No podemos añadir el consumo de frutas y hortalizas a la larga lista de consejos que sobre nuestra salud nos prodigan las autoridades públicas: no beber; no fumar; no trasnochar; hacer media hora mínimo de ejercicios al día; masticar lentamente; hacer hasta 5 comidas (sobrias esto sí) al día; beber mucha agua; despertarnos con la luz del día (o con una luz programada para encenderse lentamente y simular un amanecer y no bruscamente con un despertador; no dejar sonar dicho despertador varias veces, …

El consumo de frutas y hortalizas es saludable. Pero además, pero sobre todo, debe ser fuente de placer, de alegría, de buenas sensaciones. Para esto, necesitamos productos sabrosos, volver a poner en el centro de nuestras preocupaciones el sabor.

Esto se llama respeto al producto (también en los supermercados); respeto al consumidor (¿Cuántas veces ante la falta de producto y las presiones de los compradores de los supermercados se han mandado partidas que sabíamos que no estaban en óptimas condiciones?); reorientar parte de la investigación actual…

1 Comentario

  1. Marga 21/04/2014

    Todo lo que dices es verdad, Tomás. Yo añadiría que la calidad de la fruta es el resultado de un conjunto de factores, además de los que indicas, es decir, variedades de calidad para consumir cada vez mejor, y su cultivo y recolección en el momento adecuado para esa óptima calidad. Los factores que faltan son la logística, en su sentido más amplio, y un mayor conocimiento del consumidor para saber, por ejemplo: elegir, madurar y refrigerar adecuadamente cada fruta en el hogar. Y para ello el conocimiento existe…
    (Por cierto: estoy buscando datos fehacientes de pérdidas de melocotón en pos-cosecha ???)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link