Escribe para buscar

Hortalizas

Biotomate, la aventura ecológica

José Miguel Castillo y Maite Cabeo, gerentes de HCC, lideran el proyecto Son socios de CASI y apostaron por el modelo 'eco' ante la falta de apoyo de la cooperativa hace cuatro años

Comparte

El tomate ecológico en Almería tiene nombre propio, y ese no es otro que Biotomate, marca con la que la empresa Hortofrutícola Castillo Cabeo (HCC), comercializa este producto.

Sin intermediarios y avalados por más de cuarenta años y tres generaciones en la producción de hortalizas, José Miguel Castillo y Maite Cabeo, comenzaron su andadura empresarial en 2005 y registraron como marca su proyecto cúlmen, Biotomate, hace tan solo un año y medio.

José Miguel y Maite son socios de CASI desde hace muchos años, donde había una línea de ecológico que quedó en el camino hace cuatro años y en la que este matrimonio participó de manera muy activa para que llegara a puerto. «Cuando este proyecto se frustró me replanteé las cosas y barajé dos opciones. Seguir en CASI con las condiciones que ellos me ponían en su momento, dejando de hacer ecológico, o seguir con éste yéndome a otra empresa o hacerlo por mi cuenta», explica Castillo.

Optó por esta última alternativa y consiguió que muchos de los clientes que compraban por aquel entonces este tipo de tomate en la cooperativa, pues fueron contactos que el propio Castillo vinculó a CASI.

Ambos siguen siendo socios, pero Hortofrutícola Castillo Cabeo (HCC) trabaja en paralelo, diferenciándose con su gama de productos procesados basados en el tomate y manteniendo así una línea que si no se habría perdido. «Me hubiera gustado haber producido ecológico con CASI en esas circunstancias no podía, dados los gastos que a mí me supone producir este tipo de producto», comenta Castillo, quien lleva una parte de su producción a la cooperativa, donde se comercializa su tomate como convencional.

A primeros de mayo las urnas eligieron a Miguel Vargas como nuevo presidente de la cooperativa, ocupando el puesto y superando para la reelección a la candidatura encabezada por José María Andújar. El resultado final en estas elecciones fue de 537 votos a favor de Vargas por los 419 que apoyaron la candidatura de Andújar.

Asimismo, se contabilizaron 2 votos nulos y 12 en blanco cuando hace menos de un año José María Andújar arrasó en las anteriores elecciones. «Con el nuevo presidente espero que esta línea se retome. El cambio está más que justificado en mi opinión, cuando en su día se apostó por una línea que no se continúo y en mi caso particular me perjudicó ostensiblemente», subraya el gerente de la firma Castillo Cabeo, quien reconoce que ya ha mantenido algún contacto con Miguel Vargas y ha habido un acercamiento para retomar aquella línea de ecológico que finalmente quedó en el ostracismo.

Además, Castillo asegura que, de llevar su producción de ecológico algún día a alguna cooperativa para su comercialización, «siempre sería a CASI y nunca a otra; eso lo tengo claro».

La esperanza nunca se pierde, y este empresario aún la mantiene, más aún con la renovada directiva de CASI para que se retome ese ansiado proyecto que le obligó a hacer una inversión y asumir unos riesgos que podían haberle pasado factura pero el esfuerzo ha tenido su recompensa y Biotomate, pese a su corta edad, goza de una salud envidiable.

«La cartera de clientes con la que cuento actualmente es considerablemente más grande que con la empecé. Va aumentado cada año, desde los cuatro clientes con los que comencé hasta los cuarenta con los que ahora trabajo ya con Biotomate registrada», desvela este emprendedor.

Todos los clientes con los que cuenta la firma proceden de fuera de nuestras fronteras, principalmente de Portugal, Francia, Holanda, Inglaterra, posicionándose en el mercado nacional cada vez con más fuerza. «Los países del norte de Europa están más concienciados con el tema ‘bio’ que aquí en España, si bien es cierto que estamos viendo más movimiento y una mayor conciencia por este tipo de producto».

Esta empresa cuenta con aproximadamente 11.000 metros de extensión de cultivo y produce sobre unos 100.000 kilos, a razón de 10 y 11 kilos por metro, ya que el tomate ecológico puede sufrir mermas con mayor facilidad que cualquier otra variedad.

La vertiente ‘bio’ requiere de un intenso trabajo y de muchos riesgos, ya que «te lo juegas todo a una carta. Corres el riesgo, incluso, de no recoger nada», explica Castillo, quien reconoce que ha estado «tres o cuatro veces a punto de tirar la toalla porque es no es imposible, pero sí muy difícil hacer un ciclo largo».

Biotomate planta en julio y quita en julio, «11 meses con un tomate y la cantidad de plagas y enfermedades que tenemos y que nunca tienes la herramientas suficientes sólo pueden ser suplidas con las persistencia a nivel de tratamientos y mano de obra».

La empresa, que cuenta con seis empleados prácticamente durante todo el año, ha cosechado uno de los «años menos problemáticos que recuerdo» a nivel de plagas. «A nivel de plagas y enfermedades ha sido un año positivo, quizás el mejor. En ecológico las humedades son muy importantes y este año ha favorecido que ha llovido muy poco; no conozco nadie que haga ciclos largos en este ámbito, ya que son muchos meses de exposición a incidencias, con los riesgos que eso conlleva».

Castillo es el único productor de la provincia que produce en ciclo largo de toda la provincia y lo hace respetando sus propios canales.

En ecológico tiene todas las variedades, como cherry negro. redondo (Pitenza y Ramyle) y asurcados (Marmande y Rebelión). Su explotación se abastece de pozo propio, con unos contenidos en sales minerales excepcionales en su agua que, con los aportes orgánicos realizados, proporcionan la alimentación perfecta para el cultivo.

A día de hoy, el objetivo la familia Castillo-Cabeo no estriba crecer en cuánto a productividad, sino que su premisa es continuar ofreciendo un producto de muy alta calidad a sus clientes. Asimismo, uno de sus principios es la transparencia.

A pesar de haber recibido importantes propuestas procedentes de multinacionales para pertenecer a estas, la intención de esta familia no es otra que Biotomate continúe trabajando de manera exclusiva.

Fuente: elalmeria.es

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *