Escribe para buscar

Empresa

Biomulch, la protección biodegradable de Naturplás para tu cultivo

Naturplás, en su apuesta por la sostenibilidad, presenta Biomulch, un acolchado biodegradable para cubrir el suelo de los cultivos que permite el ahorro de hasta un 40% de agua y mejora la productividad.

Comparte
Biomulch Naturplás acolchado

En pleno auge de la conciencia sostenible del consumidor y también de todo el sector productor, Naturplás presenta su acolchado biodegradable Biomulch, que ha demostrado ser un aliado para el medio ambiente frente al acolchado convencional, gracias a que, aunque se aplica de la misma forma, tiene la particularidad de que está fabricado con materia prima biodegradable. Por ello, tras su vida útil, se descompone en el suelo (totalmente y sin dejar residuos tras 181 días) por la acción de microorganismos y residuos, no solo ayudando y haciendo práctica la labor, sino también promoviendo la fertilización del suelo, transformándose en agua, biomasa y dióxido de carbono.

Además, el acolchado Biomulch permite mejorar la productividad de la finca evitando el uso de mano de obra para gestión de residuos y ahorrando agua (entre el 30% y el 40%), algo esencial para el campo. También mejora el nivel de germinación en los cultivos, lo que potenciará su óptimo crecimiento.

La garantía y seguridad del film quedan respaldadas por los certificados de Biomulch, una garantía de calidad para el agricultor. Entre ellos, el sello “OK biodegradable SOIL” asegura que el producto es totalmente biodegradable en el suelo sin afectar al medio ambiente; y el certificado de cumplimiento de los requisitos estándar establecidos en la norma europea UNE-EN 17033:2018 para films compostables y biodegradables.

En cuanto a algunas especificaciones de uso, los acolchados biodegradables Biomulch ofrecen facilidad en cuanto al riego, ya que permiten usar los mismos sistemas que el film de acolchado convencional: riego por goteo, por aspersión, etc. Simplemente se deberá enterrar ligeramente el sistema de riego (aproximadamente 1 ó 2 cm) en el suelo para evitar la degradación prematura de la película causada por el contacto directo con la humedad. Y finalmente, en caso de que alguna de las bobinas pueda sobrar, se podrán utilizar perfectamente para futuras temporadas, solo habrá que almacenarlas en condiciones adecuadas (protegidas de la humedad, la luz y las fuentes de calor) y en su embalaje original.

Una vez más, la trayectoria y experiencia de Naturplás ponen de manifiesto su esfuerzo por brindar a los productores las soluciones que necesitan para la protección y el cuidado de sus cultivos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link