Escribe para buscar

Variedades que responden a las demandas de los mercados. PLANASA

La línea de investigación de Planasa siempre ha tenido muy en cuenta las exigencias de los distintos mercados y, en base a ellas, han ido presentando sus variedades. Consolidadas Candonga y Sabrina, tratan ahora de promocionar Safari y Sahara, en fresa, y Adelita en frambuesa.

Comparte

Cuando un productor apuesta por una determinada variedad, debe tener muy claro no sólo el momento en el que quiere iniciar la comercialización o el rango de calidad que quiere cubrir (premium o estándar), sino también el mercado en el que va a estar presente. Es decir, que debe haber una diversificación varietal por el momento de producción, y por el mercado al que se dirige. Esto que en la actualidad parece obvio, es lo que ha marcado la línea de selección varietal de Planasa desde hace más de 30 años, cuando lanzaron su primera variedad Tudla y otras referentes en el sector como Candonga. Ésta se mantiene estable en cuanto a cuota de mercado, muy enfocada hacia un segmento de calidad premium, fruta de temporada (no precoz), con un tamaño medio para mercados y presentaciones muy concretas.

En esta misma línea se sitúa Sabrina, un material algo más precoz, pero ofreciendo siempre esa línea de sabor que el sector tanto demanda, con una alta productividad, lo que la convierte en una variedad muy atractiva para el productor.

Consolidados estos dos materiales, Planasa trabaja en la promoción de dos nuevas variedades. La primera de ellas, Safari: “Muy precoz, con bajo requerimiento de horas frío, lo que permite al productor obtener fruta desde diciembre, con unos altos niveles de grados Brix”, nos explica Iván Leache, director comercial de Planasa, en el marco del I Congreso de Frutos Rojos, celebrado el pasado mes de junio en Huelva. Safari ofrece una gran productividad hasta el mes de marzo, un tamaño medio y una fruta de color rojo claro, satisfaciendo así las demandas de los mercados del norte de Europa.

Y entre Safari y Sabrina está Sahara, una variedad precoz con muy buenos niveles de azúcares y gran tamaño, por lo que cubre a la perfección la demanda de los mercados español, alemán o francés.

Entidad de referencia en fresa, Planasa aspira también a serlo en frambuesa, y cuenta para ello con el material adecuado. Hace apenas un año lanzó Adelita, cuya mayor virtud, como así lo describe Leache, es su capacidad de producir en invierno: “Es una planta muy plástica, que según el manejo y la fecha de plantación puede ofrecer fruta desde septiembre a junio”. Además otros valores añadidos de Adelita son su tamaño y vida poscosecha.

Otras berries

Pero en Huelva ya no sólo podemos hablar de fresa o frambuesa. Mora y arándano vienen empujando con fuerza, y Planasa no quiere perder la oportunidad de desarrollar sendos programas varietales. En el caso de la mora, trabajan desde hace varios años en un proyecto de obtención varietal, donde al igual que en fresa y frambuesa, la calidad y la satisfacción de productores y consumidores será su seña de identidad. “Esperamos tener material disponible en breve”, nos avanza Leache, ilusionado igualmente por el programa propio de arándanos que acaban de iniciar y donde aspiran obtener variedades tanto para las zonas de producción del norte como del sur.

Innovación vegetal

Planasa cuenta con un gran equipo técnico que busca constantemente soluciones para los agricultores y, en este sentido, ofrece una completa gama de productos: planta fresca, planta en maceta, planta frigo, tray plant, waiting bed etc…

Para mejorar su oferta en planta fresca y con el objetivo de cumplimentar los viveros de Segovia y Polonia, este año Planasa ha desarrollado un nuevo vivero en la zona de Burgos, a más de 1.000 m. de altitud y con temperaturas otoñales más frías que en Ávila.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *