Escribe para buscar

Una producción artesanal, pero con valor añadido. LOS GALLOMBARES

Para empresas como Los Gallombares es clave evitar la concentración de la producción, no solo para gestionar mejor la comercialización, sino también para contener los gastos de mano de obra, en un cultivo donde su carácter artesanal es su mayor valor añadido.

Comparte

Actualmente Alemania es el principal destino para el espárrago español. Según datos de Fepex, entre enero y septiembre de 2014, los envíos a aquel país superaron las 7.180 Tn, mientras que en ese mismo periodo de 2013, rondaron las 4.900 Tn (+46%). Este mercado, junto al suizo, son los principales destinos de la firma Los Gallombares, para quien la exportación representa casi el 85% de su volumen comercial. “Los hábitos de consumo en Europa están cambiando. Cada día hay mayor demanda de espárrago verde, por su calidad, sus cualidades organolépticas, por lo que se antoja prioritario poder satisfacer esas necesidades”, apunta Pedro Sillero, presidente de esta cooperativa.

Para lograr tal fin, mantienen una línea de crecimiento constante en su superficie de cultivo entre un 15 y un 30% anual. “Es vital diversificar las zonas de cultivo, pues además de evitar la concentración de la producción y una mejor comercialización, logramos una reducción de costes por mano de obra”, explica el presidente, detallando que bajo este sistema, logran iniciar la comercialización desde finales de febrero y extenderla hasta los últimos días de junio.

Y es que uno de los hándicaps de este cultivo son los elevados costes de producción. Se trata de un producto donde todas las tareas se realizan de forma manual, desde la plantación hasta la manipulación en la central, de ahí que sea clave evitar esa concentración, pues supondría una mayor necesidad de personal. “Estamos realizando pruebas con calibradoras en el almacén, aunque aún es pronto para valorar su rendimiento”, comenta Pedro Sillero, para quien este carácter manual también es su mejor valor añadido.

Preocupación del sector

Al igual que es una realidad el hecho de que España, animada por el aumento del consumo, está incrementando su superficie de cultivo, también lo están haciendo otros países competidores dentro del Hemisferio Norte, como Polonia. Por ello, el presidente de Los Gallombares anima al sector a seguir invirtiendo y mejorando en presentaciones, pero sobre todo en calidad, única herramienta posible para alcanzar la diferenciación.•

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *