Escribe para buscar

"Sólo el trabajo es el camino para el éxito". MARTIMAR

Productores de plátano de Canarias, maduradores en la Península, y mayoristas de la gama más completa de frutas y hortalizas, así podemos definir a Martimar. Una entidad de éxito, un claro ejemplo del perfil empresarial que desde los mercados centrales se puede alcanzar.

Comparte

En 1956 se fundaba en Écija lo que años más tarde sería Hijos de Enrique Martín, S.A. (Martimar). Mucho ha cambiado desde entonces esta entidad, con distintos emplazamientos, hasta llegar en 1980 a Mercasevilla donde se ubica actualmente.
Visitamos sus instalaciones en este mercado central, que en nada se parecen a las de hace 40 años. Dirigida por la cuarta generación, y con un marcado carácter familiar, esta empresa es un vivo reflejo de la evolución que ha sufrido el sector hortofrutícola español: profesionalización, diversificación, compromiso con proveedores y clientes. «Hemos sabido combinar la experiencia de mi padre, Francisco Riego Martín, auténtico motor del negocio, con la formación e ideas innovadoras que aportamos mis hermanos, Alberto y Miguel, y yo, educados bajo la creencia de que sólo el trabajo es el camino para el éxito», puntualiza Fran Riego, quien asume las funciones de gerente.
Estos tres hermanos siguen viviendo el negocio día a día, a pie de mercado, escuchando a clientes y avanzando en un proyecto empresarial sólido y firme. «Tenemos una política de crecimiento endógeno, potenciando las capacidades internas, de ahí que un pilar básico sea nuestro equipo humano, compuesto por grandes profesionales. Esto nos ha llevado a convertirnos en productores de plátano de Canarias, a iniciar nuevas líneas de negocio como la distribución a colectividades, al retail y la apertura de una sala de venta dedicada en exclusiva a especialidades como productos tropicales, exóticos, IV Gama, línea verde y de contraestación», explica Fran Riego mientras nos muestra las nuevas instalaciones que acaban de adquirir en Mercasevilla (2.553 m2 en total), que se suman a las ampliaciones ya realizadas en Mercamálaga (950 m2), donde también están presentes. «Hemos convertido la crisis en una oportunidad, haciéndola coincidir con una serie de cambios internos, cuyo motor ha sido ganar competitividad, optimizando procesos, mejorando la atención al cliente y aumentando nuestra oferta de productos».
Un proveedor integral
No exageramos al afirmar que Martimar hoy cuenta con la gama más completa de frutas y hortalizas, ofreciendo un servicio integral en el propio mercado y a través de la venta telefónica, gestionada por especialistas, trabajando directamente con proveedores en origen, garantizando precios competitivos y colaborando con grandes marcas.
A pesar de esta evolución en cuanto a referencias, el plátano de Canarias es su producto estrella (65% de su volumen de facturación), por tradición y porque son productores en el Archipiélago (10% del total comercializado), aunque su oferta se completa con banana. «Afortunadamente en el Sur de España, el plátano de Canarias está muy bien posicionado, recurriendo únicamente a la banana cuando el producto nacional escasea o se incrementan excesivamente los precios», explica Fran. A pesar de ello, reconoce el hándicap que supone para el plátano de Canarias sus elevados costes de producción. También es una asignatura pendiente para el sector canario la gestión de su producto en determinados momentos del año, especialmente en verano, cuando hay excedentes de producto. En este sentido, Riego considera interesante la búsqueda de mercados de exportación limítrofes, con capacidad de absorber esos volúmenes, y que permitan cubrir costes.
Frente a ello, en Martimar confían en las características que hacen único a este producto, por su sabor y por sus métodos de producción, donde la responsabilidad social corporativa y el respeto medioambiental juegan un papel muy destacado.
El futuro es menos incierto cuando te preparas para el cambio, y no dejas que llegue por sorpresa. Hoy Martimar no frena su proyecto empresarial, sino que está preparado para seguir avanzando.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *