Escribe para buscar

Nova Siri Genetics avanza en su consolidación en toda la cuenca mediterránea

La empresa obtentora italiana acaba de inaugurar un nuevo Centro de Experimentación e Investigación en Italia dotado de la última tecnología.

Comparte

Hasta Policoro, en el sur de Italia, viajamos el pasado mes de marzo para asistir a la inauguración del nuevo Centro de Experimentación e Investigación de Nova Siri Genetics (NSG). Junto a viveristas italianos y españoles, además de productores, recorrimos este nuevo centro desde el laboratorio al invernadero y, de ahí, al campo de ensayo, donde se testan en torno a 4.000 selecciones anualmente que, entre tres y cuatro años después, darán lugar a tres o cuatro nuevas variedades. Pero vayamos paso a paso.

“Nuestro objetivo es consolidarnos en los países del arco mediterráneo donde nuestras variedades ya están presentes e introducirlas también en el resto de zonas de producción internacionales más importantes”, afirmó Carmela Suriano, Business Development Manager EMEA de NSG. Para ello, en este recién inaugurado centro, cuentan con la última tecnología.

Un laboratorio top
Disponen de una cámara de crecimiento para cultivo in vitro que destaca por su “alto índice de innovación”, como explicó Giovanna Lionetti, responsable del laboratorio. Esta cámara está equipada con diferentes tipos de sensores para la gestión de parámetros ambientales y luces con espectros de emisión específicamente diseñadas para el cultivo de fresa.

En el invernadero
Dividido en seis zonas, en este espacio de 500 metros cuadrados, los participantes en la inauguración pudimos observar la germinación de las semillas provenientes de los cruces controlados y cómo comienzan a desarrollarse las primeras plantas. “Aquí plantamos las plántulas obtenidas en la fase anterior para su cultivo en invernadero”, nos explicó Nicola Tufaro, breeder de NSG, quien nos introdujo en la dura tarea de cruces y selecciones que hay detrás de cada variedad.

4 entre 4.000
Esta es, prácticamente, la proporción de variedades comerciales que se obtiene tras realizar infinidad de cruces. De hecho, Tufaro comentó que, actualmente, “tenemos 3.000 ensayos en el segundo año de evaluación” que “serán 300 en el tercer año, 30 en el cuarto y, finalmente, tres selecciones avanzadas; para introducir una variedad apta en el mercado, pueden llegar a ser necesarios hasta 4.000 cruces controlados”, señaló el breeder, que puso el acento, precisamente, en el control para “evitar alteraciones en los clones y que se produzcan mutaciones”.

Variedades de éxito
A pesar de su juventud, NSG cuenta actualmente con tres variedades que, poco a poco, están abriéndose un importante hueco en las zonas de producción precoces, como es el caso de la provincia onubense. NSG 120-Rossetta®, NSG 207-Gioelita® y NSG 203-Marimbella® son tres materiales diseñados para climas suaves, que se caracterizan por su rusticidad, precocidad y calidad organoléptica, y que “están recibiendo un excelente feedback por parte tanto de productores como de consumidores”, apuntó por su parte, José Miguel Arias, pionero en la I+D en el sector de los frutos rojos y cofundador de la empresa.

Para seguir en esta línea, en NSG son conscientes de la importancia de involucrar a todos los eslabones de la cadena de valor en su labor de selección y, para ello, acaban de poner en marcha también su NSG Network, con el objetivo de “dar respuestas adecuadas al mercado y al consumidor”, concluyó Suriano.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link