Escribe para buscar

La fresa temprana

Javier Esteban. Presidente de Vivero El Pinar.

Comparte

El clima y el suelo. Estos dos factores fueron claves para el desarrollo, en la década de los 80, de la fresa en el sur de España. Hasta entonces era un cultivo tradicional de verano que se desarrollaba en Centroeuropa, con algunos productores en España muy localizados en la costa catalana y en el Levante. Inglaterra, Francia, Holanda y Alemania eran los principales productores, agricultores de proximidad que proveían de fruta durante un periodo muy corto a los consumidores locales. Esos consumidores poco a poco fueron demandando fruta más temprana, lo que aprovechó con gran acierto Huelva.
Aunque no dependemos tanto de las exportaciones al Norte de Europa, es importante que hoy en día tengamos presente que nuestro potencial de producción está basado en las buenas condiciones climáticas y de suelo de las que disponemos, aspectos esenciales para un sector que ha alcanzado una gran experiencia y que cuenta con importantes recursos técnicos.
Los productores onubenses han sabido adaptarse a las necesidades de los mercados en los más de 30 años de historia de este cultivo. Han pasado de una producción de primavera donde las plantaciones se realizaban en el mes de noviembre principalmente, iniciándose la recolección en marzo con variedades de altos requerimientos de horas de frío en vivero, a producciones de invierno/primavera con plantaciones en los primeros días de octubre, variedades con menos exigencias de horas de frío y nuevas técnicas de cultivo.
Es importante observar, que aunque la producción temprana ha ido ganando terreno, la de primavera sigue ahí y goza de muy buena salud. La campaña de recogida de nuestra fresa, si bien finaliza algo antes que hace años, ha crecido, pasando de ser una campaña que iba desde finales de marzo a junio, a los prácticamente cinco meses actuales, donde vemos las primeras frutas a finales de diciembre y seguimos en los mercados hasta los primeros días de junio. Todo ello gracias en gran medida a la producción temprana.
Y es esta, a nuestro juicio, la gran ventaja actual de los agricultores de Huelva. En el punto en el que se encuentra la agricultura actual, con incrementos generalizados de los costes de producción y laborales, es muy importante contar con una temporada de producción lo suficientemente larga, que sea capaz de justificar los grandes costes de implantación de cultivo que tiene la fresa, con el extra de ocupar nichos de mercados como el de la fruta temprana que goza, hasta la fecha, con mejores precios que el resto de la campaña.
El sector hoy más que nunca debe ser flexible para seguir adaptándose a las necesidades de los mercados globales, donde parece claro que el futuro de la fresa en Huelva pasa por producir antes para seguir ocupando en el mercado ese segmento con fruta de calidad temprana que es difícil de obtener en otros lugares. Por supuesto sin olvidar la producción de primavera, donde continúa siendo prioritario atender la demanda de variedades con buena producción y alta calidad.n

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *