Escribe para buscar

Es necesario un cambio en las políticas activas de empleo

Antonio Zamora, presidente de CENTRO-SUR.

Comparte
Cesurca directivos

Dada la evolución del COVID-19, tenemos claro que la mano de obra disponible en el cultivo de espárrago va a disminuir debido a que contábamos con profesionales del canal Horeca, que en estos dos últimos años ha estado cerrado o funcionando parcialmente, con los cuales ya no podremos disponer con la recuperación de la hostelería, a pesar del alto nivel de desempleo que tenemos.

En esta línea, es posible que tengamos una campaña con dificultades, especialmente en el campo, y que esto se pueda trasladar también al almacén.

Se plantea entonces la mecanización de procesos como una alternativa para paliar en parte esta posible falta de trabajadores, pero en un sector pequeño como el del espárrago no hay suficiente inversión en automatización, dado el tamaño y tipo de empresas que pueden hacer este tipo de desarrollos.

Más bien habría que optar por un cambio en las políticas activas de empleo. Creo que hay que darles un vuelco para generar empleo, en vez de tener que recurrir a mano de obra de terceros países. Gran parte de esta responsabilidad la tiene la clase política, que mira por otros intereses y por ofrecer subsidios, en vez de generar riqueza y actividad.

No hay suficiente inversión en la automatización y digitalización del sector

Así, si no logramos un cambio de mentalidad en la sociedad donde se prime el esfuerzo y no lo contrario, terminaremos con mano de obra de países terceros y con un abandono generalizado de las nuevas generaciones en el mundo rural y un desarraigo del mismo. Confiamos en que, entre todos, podamos dar el giro que nuestra sociedad necesita y se ponga en valor el trabajo que los agricultores y manipuladores realizan para que se puedan pagar unos salarios y unos precios razonables en la cadena de valor que hagan atractivo el esfuerzo que el campo requiere en su día a día.

Y, por supuesto, con una inversión acorde para poder realizar una mayor mecanización y digitalización de todos los procesos, desde el campo a la mesa.

La automatización en Cesurca
Dada esta situación, en Cesurca hemos visto necesario implantar tres líneas mecanizadas en el proceso de manipulado del producto fresco, pero no hemos alcanzado el desarrollo que deberíamos tener. Aun así, en este momento, estamos colaborando con empresas que hacen desarrollos de digitalización y mecanización en fresco y en otras nuevas líneas en las que estamos trabajando, como es el congelado.

A pesar de todas las circunstancias, en estos dos últimos años, nunca hemos dejado clientes sin abastecer por la situación del COVID, respondiendo a nuestra importancia como sector esencial. Una labor que tenemos que agradecer públicamente desde Centro Sur a nuestro equipo humano, que se ha volcado en el día a día pese a todas las dificultades.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *