Escribe para buscar

El ajo Spring, Blanco y Morado de España, son europeos. ANPCA

Desde la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA) defienden la creación de una marca de calidad de ajo europeo y muestran su preocupación por la posición que adquirirá Reino Unido con el Brexit.

Comparte

Más del 50% de la producción de España es de la variedad Spring, por lo que desde ANPCA subrayan que, dentro de la categoría del ajo español entrarían las tres variedades, Morado, Spring y un poco de Blanco, a pesar de que el ajo Morado sea el principal producto diferenciador de nuestras variedades. En este sentido, quieren ir más allá, y trabajan ya en el seno del Grupo Hispano-Franco-Italiano de Ajo para la creación de una marca de calidad de ajo europeo que contemple todas las variedades que se producen en estos países.
“Queremos que el consumidor europeo reconozca como suyo este ajo y valore las garantías fitosanitarias y requisitos de calidad que cumple frente a las producciones de terceros países”, señala el gerente de ANPCA, Luis Fernando Rubio.

Mientras esta solicitud está en proceso, la asociación nacional ANPCA vela por el cumplimiento de los contingentes de entrada de ajo procedentes de terceros países en Europa, con especial atención al último periodo, donde se sospecha que se ha producido una asignación errónea de las cantidades correspondientes a nuevos importadores por parte del Reino Unido, por lo que han elevado una solicitud de revisión y verificación a la Comisión Europea. También les preocupan los efectos del Brexit sobre el mercado del ajo europeo, en lo referente principalmente a la adecuación de los contingentes de entrada de ajo a Europa con la salida de un mercado tan importante como es el británico. Se ha solicitado una reducción del contingente correspondiente a la cantidad de ajo comercializada en el mercado británico. Por otro lado, se ha solicitado extremar las precauciones para evitar la posible entrada de ajo de terceros países vía acuerdo bilateral de la UE con el Reino Unido.

La PAC
Otro de los caballos de batalla del sector, y por tanto de la Asociación, es la situación en la que se encuentra enmarcado el cultivo del ajo con la llegada de la nueva PAC. La posibilidad de encontrar tierras donde cultivar el ajo, un cultivo que rota cada año de terreno, se ha complicado de manera muy importante con la aplicación de la PAC. “El ajo no ha sido nunca un cultivo orientado a las ayudas comunitarias sino al mercado, por eso lo único que solicitamos es que nos dejen seguir cultivando este producto que genera mano de obra y riqueza de forma autónoma, y nos faciliten los procesos para arrendar, tanto al arrendador como al arrendatario, tierra donde cultivarlo”, comenta José Antonio Corell, presidente de ANPCA. “El sistema de cesión temporal de derechos está provocando que se encarezcan los alquileres y por tanto los costes productivos, restando competitividad a nuestro producto en los mercados”.

1.500/2.200m3 por hectárea
Es la cantidad de agua que se le permite al cultivo del ajo castellano-manchego mientras necesitaría entre 3.000/5.000 m3 dependiendo de cada campaña, por lo que el sector exige menos restricciones, de lo contrario, un año seco se podría perder la producción.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *