Escribe para buscar

Crecimiento continuo y constante. EL DULZE

El esfuerzo es la clave para El Dulze que, pese a las consecuencias adversas de la meteorología en el cultivo de lechuga, ha conseguido cumplir sus compromisos y atender las necesidades de sus clientes.

Comparte

La campaña de lechuga no ha arrancado bien, como consecuencia de las condiciones climatológicas adversas que ha sufrido la región de Murcia, una de las principales zonas productoras. Pero empresas como El Dulze han realizado un importante esfuerzo para obtener producto y poder responder a la demanda y a los compromisos con sus clientes según nos ha confirmado su director comercial, José Carlos Gómez. Ha habido pérdidas pero, a partir de ahora, “si todo va con normalidad cumpliremos el objetivo de crecimiento que nos hemos marcado para la campaña por cuarto año consecutivo”.
La empresa apuesta por la innovación y por aportar novedades en cada campaña, tanto en cogollos, su producto estrella- con una producción semanal de 1,5 millones de unidades- como el resto de variedades y tipos de lechuga. José Carlos Gómez asegura que “somos una empresa joven con un recorrido enorme en el mercado y nuevos destinos a los que tenemos previsto llegar en los próximos años”. Y esa expansión vendrá de la mano de su marca en Little gem, con nuevas variedades resistentes a enfermedades, nuevos colores, texturas y formas en cuyo desarrollo seguimos invirtiendo para estudiar todas sus posibilidades.
“No podemos permitirnos el lujo de no investigar en las nuevas variedades y debemos estar al día de cualquier novedad que aparezca” afirma el director comercial de El Dulze, que asegura que están en permanente contacto con las casas de semillas para conocer los materiales que van apareciendo en las referencias que cultivan para estar siempre a la vanguardia. El resultado es una gama de especialidades de lechuga, cada vez más amplia y nuevas referencias que son tendencia de consumo en Europa como Salanovas, lollos y hoja de roble.
El mercado demanda variedad y El Dulze investiga e innova permanentemente para ofrecer nuevos productos con un packaging atractivo y práctico que se adapte a cualquier necesidad. El objetivo es conseguir “un producto suave, agradable al paladar y una buena poscosecha para que cuando el consumidor lo ponga en su mesa tenga una lechuga tan fresca como recién recolectada”.
La última campaña tuvo un buen desarrollo y la presente, pese a los incidentes meteorológicos iniciales, también puede ser buena porque El Dulze sigue trabajando para consolidar nuevas líneas de producto y buscando nuevos destinos para la exportación, reivindicando siempre el origen y la calidad de sus hortalizas para consolidar su posición en un mercado cada vez más competitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *