Escribe para buscar

Calidad y precocidad continúan protagonizando la demanda. VIVEROS CALIFORNIA

La comunicación entre vivero y productor cada año es mayor, lo que ha ayudado a los viveristas a adaptar sus plantaciones según la demanda, y acertar en la elección de variedades, que presentan valor añadido en cuanto a calidad y precocidad. Entrevista a Paco Román, Sales Manager en Viveros California.

Comparte

Esta campaña se ha iniciado con una reducción en la producción de fresa y un aumento en las otras berries. ¿Cree que son positivos estos datos para el desarrollo de la campaña, lo han notado en los viveros?

Cualquier descenso de la producción final, en un mercado maduro como el de la fresa en Europa siempre es positivo para el sector en general, y quizás sea el origen de la mejora de precios que estamos viviendo en este principio de campaña frente al año pasado. Obviamente en los viveros hemos notado un descenso en la demanda de plantas de fresa con respecto al ejercicio pasado, pero quizás los malos resultados de la campaña anterior, así como la mayor fluidez existente en la comunicación entre vivero y productor, ha hecho que ya en el mes de marzo-abril de 2014 todos los viveros españoles ajustásemos nuestras plantaciones a la baja, y eso ha resuelto la situación inicial con menos dificultades. Por otro lado, el aumento progresivo de la demanda de otros productos como las frambuesas y arándanos, nos ha ayudado a equilibrar la producción.

 

¿Hacia dónde se ha dirigido la demanda de variedades?

En general en los mercados, han ido cobrando mayor importancia los parámetros de calidad y precocidad frente al resto de características productivas, y en este sentido, varios programas con los que trabajamos están desarrollando variedades que aportan un valor añadido a la producción, sobre todo por su calidad y su precocidad, como hemos comentado. En este apartado, en los tres últimos años, han irrumpido con fuerza variedades como Marisol, Margarita, Sabrina, Sahara, Primoris, San Andreas, Fortuna, etc.

 

La rentabilidad de las producciones es una demanda del sector, ¿debe incluir también a las variedades?

Yo creo que el sector en Huelva posee un grado de tecnificación y eficiencia, por delante de la mayoría de sus competidores actuales. Si bien es cierto, que en un cultivo tan social como la fresa, donde el coste de las operaciones y mano de obra, en ocasiones, supera con creces el 60% del coste total, la lucha por lograr la máxima eficacia y productividad es una constante; y en este sentido, el desarrollo varietal no debería estar (ni está) al margen de este apartado. Aunque es cierto que el foco se sitúa en mayor medida sobre la precocidad, calidad y producción total.

 

Respecto a las otras berries, ¿consideran que tienen todavía mucha trayectoria?

Desde hace años, en Viveros California trabajamos duro para intentar ampliar nuestra oferta en todo tipo de berries, tanto a nivel público como formando parte de grupos de trabajo privados. Actualmente tenemos diversas tipologías de plantas de frambuesa, mora y arándano en nuestras instalaciones. Es pronto para aventurarse sobre la trayectoria futura del resto de las berries, pero como he mencionado antes, el nivel tecnológico y su situación geográfica hacen de Huelva un punto estratégico para el desarrollo de este tipo de cultivos en Europa, y por supuesto, el potencial de crecimiento es muy grande en cualquiera de ellos, aunque quizás el momento económico global europeo no sea el más indicado para poder dinamizar este auge.•

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *