Escribe para buscar

“Aspiramos a convertirnos en una empresa global”

Apenas hace unos meses que Josep Presseguer pasó a ocupar el cargo de Director General de Fruits de Ponent, grupo cooperativo con una larga trayectoria en el sector de la fruta y con una marcada especialización en fruta de hueso. El Sr. Pressenguer nos hace un hueco en su intensa agenda, cuando la campaña está en un momento clave.

Comparte

Estamos en plena campaña de fruta de hueso, ¿cómo ha arrancado productiva y comercialmente?

Se ha iniciado con bastantes días de antelación respecto al año pasado, pues las variedades más precoces han madurado muy rápidamente. Dudamos que la situación productiva se normalice más avanzado el ejercicio. Desde el punto de vista comercial, no apreciamos problemas graves de stockaje en general. Los precios son constantes aunque con una ligera tendencia al descenso, algo habitual debido a que cada día es mayor la oferta de producto. Hay que reconocer que alguna variedad no tiene una salida demasiado fluida en estos momentos.

Esta será su primera campaña como Director General de Fruits de Ponent. ¿Qué objetivos se marca al asumir este cargo?

Establecidas las bases que hacen de la compañía un líder en su segmento, urge llevar a cabo una estrategia de consolidación, de mejora de la gestión de los procesos internos y de una perspectiva de crecimiento a medio y largo plazo. Esos son los retos que asumo como propios. Además, un crecimiento interno apoyado, sin ninguna duda, a través de alianzas estratégicas y comerciales con grandes operadores del sector.

¿Esas alianzas apuntan hacia la globalización?

Fruits de Ponent goza ya de un alto porcentaje de internacionalización. Actualmente, más del 80% de nuestro producto tiene como destino los mercados exteriores, principalmente europeos. Por lo tanto, tenemos por delante el reto de convertirnos en una compañía global. Para ello debemos trabajar para poder hacer frente a la competencia que encontramos en mercados de Oriente Medio y asiáticos, sin olvidar los que llamamos de ultramar, América del Norte y el gran desafío que es América del Sur. Y para alcanzar estos objetivos, las alianzas son indispensables a la vez que el desarrollo de oportunidades logísticas y de transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *