Escribe para buscar

Acolchados biodegradables para sustituir el plástico. NOVAMONT

La apuesta por una agricultura sostenible comienza en el campo. La solución de la empresa Novamont con su acolchado biodegradable en suelo según la normativa europea EN17033 es muestra de ello, ya que no solo evita en cada ciclo el coste de retirada y reciclaje del plástico convencional, sino que además previene la contaminación del suelo en todo tipo de cultivos.

Comparte

La Comisión Europea calcula que unas 15.000 toneladas de film de polietileno se introducen en los suelos europeos cada año. Según un estudio de Organic Waste System (OWS), cuanto más delgado es el film, más fragmentos genera y, por tanto, más difíciles son de recuperar, permaneciendo muchos años en el suelo y transformándose en microplásticos, generadores de lo que los expertos denominan “white pollution” (la “contaminación blanca”).

Novamont viene a luchar contra esta realidad con sus acolchados biodegradables en suelo Mater-Bi®. Este material y su forma natural de descomposición representan uno de los grandes avances de la industria agrícola actual, motivo por el cual ha conseguido la certificación europea EN-17033:2018 para la fabricación de acolchados biodegradables en suelo.

“ Mater-Bi® evita el impacto ambiental y los gastos asociados a la gestión del plástico convencional

Al final de cada ciclo, los acolchados en Mater-Bi® se mezclan en el suelo con los restos del cultivo y son metabolizados por los microorganismos del sustrato, transformándolos en agua, dióxido de carbono y biomasa.
Otro aspecto relevante de los acolchados biodegradables en suelo es que se instalan con las mismas máquinas acolchadoras y acolchadoras-trasplantadoras que las de los plásticos convencionales. Los acolchados fabricados en Mater-Bi® poseen una dilatada trayectoria de éxito en los cultivos de hortalizas con ciclos desde los 3 a los 6 meses, además de una alta eficacia, a lo largo de más de dos décadas, en una gran diversidad de climas y suelos y para numerosas técnicas de cultivo, incluida la ecológica.

Además, al no requerir su retirada, los films agrícolas fabricados con Mater-Bi®también pueden usarse en siembras que actualmente no emplean acolchados por la imposibilidad de recuperarlos, como por ejemplo el arroz, la vid, los árboles frutales o los pequeños frutos como los arándanos o los espárragos, entre otros.

El resultado, avalado y valorado por numerosos agricultores, es una solución de presente y de futuro, que ayuda a mejorar la productividad en el campo, la recuperación de la salud de nuestros suelos, a la vez que reduce el impacto ambiental y los gastos asociados al uso del plástico convencional.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link