Escribe para buscar

“La burocracia interna no debe frenarnos”

La exportación de cebolla española a terceros países se ha visto ralentizada en esta última campaña. A pesar de ello, el sector sigue reclamando una armonización burocrática para poder potenciar esos destinos más lejanos.

Comparte

El sector de la cebolla lleva trabajando en la exportación a terceros países desde hace ya varios años, y aunque en campañas como la que acabamos de cerrar, esta línea comercial no ha sido tan activa como en otros ejercicios (se ha incrementado un 17% con respecto a 2012, mientras que entre 2010 y 2011 aumentó un 88%. Datos Fepex), es un objetivo y una necesidad del sector mantenerlas abiertas, a la espera de que se den, de nuevo, las circunstancias para realizar dichas operaciones. “La exportación extracomunitaria normalmente se realiza a países productores, que en un momento determinado no disponen de producción. Por tanto son operaciones puntuales, aunque de gran importancia para nosotros”, nos explica Arcadio Rovira, responsable comercial de la Asociación VECA, especializada en la comercialización a terceros países. Por ello, desde esta entidad reclaman la necesidad de que la burocracia interna deje de ser un freno para dicho negocio, porque además se está ofreciendo una mala imagen ante potenciales clientes. “Para poder exportar a mercados extracomunitarios, la comunidad desde donde se realiza la salida de la mercancía debe aprobar un informe de plagas y enfermedades procedente de la región productora. En muchas ocasiones, debido a una falta de coordinación entre ambas no se validan los datos aportados, demorando cualquier operación en exceso, hasta tal punto, que tanto nosotros como los propios clientes terminan por aburrirse e irse y buscar producto a otro país proveedor”, se lamenta Rovira.

En campañas como la de 2013/2014, el sector no ha dependido tanto de estos mercados más lejanos, pero si se cumplen las previsiones para esta próxima campaña, donde todos los indicios apuntan a una mayor producción, se volverá a poner de manifiesto la necesidad de solventar esos problemas burocráticos.

 

 Unión del sector

Para solucionar esta y otras cuestiones, la unión del sector es fundamental y aunque es cierto que existen asociaciones con un alto grado de representatividad, hay entidades que aún no ven las ventajas de la unión. Para Rovira, las asociaciones tienen más ventajas que inconvenientes, y si queremos tener una única voz, y ser fuertes, debemos formar parte de ellas.w

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *