Escribe para buscar

Sin categorizar

Nueve detenidos por robar 40.000 kilos de naranjas y venderlas a almacenes

La Policía Nacional ha detenido a nueve personas por el robo de unos 40.000 kilos de naranjas de bajo calibre en Vila-real (Castellón) y por la compra de las mismas en dos almacenes de fruta de Nules (Castellón) y uno de Quart de les Valls (Valencia) sin contar con la documentación pertinente.

Comparte
cítricos

Según ha informado la comisaría de Castellón en un comunicado, los detenidos son dos transportistas-jefes de cuadrilla y cinco personas de una de las cuadrillas de jornaleros, como presuntos autores de un delito de hurto, y el responsable de los almacenes de fruta de Nules y el de Quart de les Valls, como presuntos autores de un delito de receptación.

Las pesquisas policiales se iniciaron a mediados del pasado mes de marzo tras recibir en la Comisaría cinco denuncias por parte de diferentes propietarios de huertos ubicados en el término municipal de Vila-real.

Los propietarios informaban de la sustracción de algo más de 40.000 kilos de naranjas de las variedades ortanique, clemenules, nave-late y lane-late.

Al haberse terminado ya la campaña de variedades tardías, la investigación se centró en averiguar cuáles eran los almacenes de las localidades cercanas que trabajaban con la fruta procedente de “la espigolá”, naranja de menor calibre, pero con igual salida al mercado internacional, exportada mayoritariamente a Polonia.

Los agentes localizaron los almacenes y establecieron un dispositivo de seguimiento y vigilancia, además de controles en la documentación de los camiones y furgonetas que acudían a vender la fruta a los almacenes.

La Policía interceptó a dos transportistas que trataban de vender 8.000 kilos y casi 12.000 kilos de naranjas respectivamente, y que no contaban con la autorización de recogida por parte de los responsables de los huertos.

Además de detener a los dos transportistas, la Policía logró detener a la totalidad de los integrantes de la cuadrilla que trabajaba para uno de los transportistas, que además era reincidente y que contaba con antecedentes policiales por hechos idénticos.

Tras la inspección de los albaranes de entrada de naranjas en los almacenes sometidos a la investigación, se pudo determinar que otros 25.000 kilos habían sido admitidos de manera ilegal, por lo que se procedió a la detención e imputación de los responsables de los almacenes como presuntos autores de un delito de receptación.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link