Escribe para buscar

Alimentación

Los supermercados se vuelcan ante la situación que ha causado el volcán de La Palma

DinoSol, Unide, Lidl, Mercadona y Spar son las cadenas que tienen puntos de venta cerca de la zona de erupción del volcán en la isla de La Palma. Sus representantes explican la forma en la que han tenido que adaptarse para prestar servicios a la población.

Comparte

Tras la histórica nevada de Filomena a principios de año, la distribución alimentaria afronta un nuevo reto provocado por otra catástrofe natural. La erupción del volcán en La Palma ha causado una gran conmoción en toda la isla, tanto a nivel personal, como económico y medioambiental. El sector se ha puesto manos a la obra para intentar ayudar a las personas más afectadas por este nuevo fenómeno natural.

Enseñas como DinoSol, Unide, Lidl, Mercadona o Spar están presentes en La Palma. DinoSol, por ejemplo, cuenta con 13 puntos de venta, todos ellos están funcionando actualmente con normalidad, y ha puesto en marcha un plan de ayuda para colaborar con los ciudadanos más afectados por la erupción volcánica. Desde la compañía explican que el supermercado situado en la localidad de El Paso –uno de las más cercanas al volcán– abrió el domingo sus puertas, de forma excepcional, para cargar furgones de agua y transportarla al pabellón de Los Llanos de Aridane, donde habían sido trasladados las personas evacuadas por la erupción. “Al ser domingo, es una tienda que estaba cerrada, pero teníamos que ayudar a nuestra gente”, señalan.

Además, parte del personal de la compañía está colaborando con los ayuntamientos de Los Llanos y El Paso con la donación de alimentos, bebidas y otros productos de primera necesidad para las personas más necesitadas. Todo ello canalizado a través de Cruz Roja.

Por su parte, el equipo de Unide valoró la situación y comentó que: “Se trata de una catástrofe personal, económica y medioambiental, que tendrá unas repercusiones económicas tremendas”. “De momento, todos nuestros establecimientos están operando con normalidad, sin cierres ni ajustes de horarios, pero todo depende de cómo evolucione la situación”, comenta el delegado regional de Unide, Gerardo Gil, quien avanza que la compañía también colabora con Cruz Roja a través de sus socios y a nivel de empresa. En cuanto al suministro a las tiendas de la isla, Gil asegura que la distribución funciona sin problemas: “Los camiones están saliendo con normalidad desde Tenerife, sin cortes”. 

Mercadona cuenta con un supermercado en La Palma, concretamente en la urbanización La Grama, s/n, en la localidad de Breña Alta. Inaugurado a finales de 2018, el establecimiento, por el momento, tampoco ha sufrido alteración alguna en su funcionamiento, tal y como confirman desde la propia tienda.

Una cadena que sí ha visto afectada su red comercial por la erupción del volcán ha sido Spar La Palma. La enseña gestionada por la empresa Tomás Barreto se ha visto obligada a cerrar dos establecimientos sobre un total de 32 puntos de venta que opera en la isla. En concreto, permanecen cerrados los centros de Los Llanos de Aridane situados en La Laguna y Puerto Naos.

Igualmente, Lidl tiene dos establecimientos en La Palma: uno en la urbanización La Grama de Breña Alta y otro en la calle Ramón Pol, número 7, de Los Llanos de Aridane, este último más cercano al lugar de la erupción. Desde la cadena confirman que este fenómeno no está teniendo por ahora incidencia en ninguno de ellos, que siguen prestando servicio a sus clientes en su horario habitual y sin problemas de suministro. “El día está transcurriendo con normalidad y no estamos detectando ninguna oscilación en nuestras ventas”, subrayan. En cuanto al apoyo a las comunidades más afectadas por la explosión volcánica, añaden: “Desde nuestra responsabilidad como gran empresa, estamos contactando proactivamente con varias instituciones y entidades de la isla para ponernos a su disposición y, en caso necesario, ofrecer nuestra colaboración”.

Colaboración de los supermercados
Por otro lado, la Asociación de Supermercados de las Islas Canarias (Asuican) se ha puesto a disposición del Gobierno canario para colaborar en lo que se le requiera en la atención de las personas evacuadas de las zonas afectadas por la erupción del volcán en Montaña Rajada.

Según recuerdan desde la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), al poco tiempo de la erupción, que tuvo lugar a las 15:12 horas de ayer domingo, los supermercados de la zona activaron sus protocolos destinados a prestar la ayuda necesaria tanto en lo referente a la donación de alimentos y productos de higiene como en materia logística en el momento en que sean requeridos.

“Cubrir las necesidades básicas de alimentación e higiene de la población en situaciones de emergencia es una de acciones que, dentro de su responsabilidad hacia la sociedad, los supermercados llevan a cabo, siempre en colaboración de las autoridades”, explica Asedas, que afirma que la última vez que la distribución alimentaria tuvo una acción destacada en prestar ayuda a personas en zonas afectadas por catástrofes naturales fue con motivo de las inundaciones que tuvieron lugar en Murcia en septiembre de 2019.

“Los valores de proximidad, servicio y eficiencia logística que caracterizan a este formato de distribución alimentaria son de gran ayuda en estos momentos, en que la rapidez en las acciones es básica para socorrer cuanto antes al mayor número de ciudadanos”, añade.

Fuente: Inforetail

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link