Escribe para buscar

Frutas

LIDL se sube a la ‘ÉLITE’ para atraer al público millennial y generación Z

La cuarta temporada de la exitosa serie 'Élite' en Netflix nos deja una ofensiva brutal de la cadena de supermercados Lidl por 'colocar' su marca y sus productos a través del product placement o posicionamiento de producto. ¿Es un arma de doble filo esta atrevida acción, hasta ahora casi inédita en un distribuidor alimentario?

Comparte

Élite es una de las series abanderadas de Netflix en España. Una producción que narra las aventuras y desventuras de jóvenes multimillonarios que acuden a un colegio puntero en el que se desarrollan todo tipo de tramas que abarcan desde el poliamor hasta las drogas, pasando por el asesinato o los conflictos familiares.

Se trata de una serie de adolescentes que ha sido acogida con gran éxito entre el público de ese segmento de edad, entre otros, algo que no ha pasado desapercibido para marcas y anunciantes. No es nada extraordinario que una compañía decida anunciarse en una serie de televisión mediante product placement (publicidad por emplazamiento o mención de producto). Lo extraordinario llega cuando quien decide hacerlo es una cadena de supermercados como Lidl.

Cuando los espectadores piensan en Guzmán, Ari, Ander o el resto de marqueses, príncipes y alta alcurnia que puebla los pasillos del colegio Las Encinas, seguro que no piensan encontrarse a estos personajes haciendo la compra en una cadena especializada en descuentos como Lidl. Sin embargo, una vez más, el retailer ha sabido ver más allá: saben que quienes ven la serie no son multimillonarios, sino ciudadanos de a pie que al día siguiente probablemente vayan a hacer la compra. Y qué mejor momento que meterse en sus mentes que en el momento de ‘relax’ que supone ver una serie tumbado en el sofá.

Por eso, Lidl no se lo ha pensado dos veces y ha entrado de lleno en la cuarta temporada de Élite. La propia compañía hace gala de ello en las redes sociales. Punto al atrevimiento para el distribuidor alimentario.

La apuesta de la compañía es evidente en cada uno de los capítulos de esta nueva temporada, desde Patrick o la madre de ‘La Rebe’ llegando a sus mansiones cargados con las bolsas de la compra de Lidl hasta los primeros planos de los protagonistas de la serie consumiendo leche, yogures o kefir de Milbona, una de las marcas de distribución del retailer de origen alemán.

Patrick, de Élite, prepara sus fiestas en la mansión haciendo la compra en Lidl

Patrick, de Élite, prepara sus fiestas en la mansión haciendo la compra en Lidl
Mencía y la Rebe, de Élite, están tan enamoradas que comparten su desayuno bio de Lidl

Mencía y la Rebe, de Élite, están tan enamoradas que comparten su desayuno bio de Lidl
Samuel, de Élite, toma yogures bio mientras disfruta de su beca en el colegio Las Encinas

Samuel, de Élite, toma yogures bio mientras disfruta de su beca en el colegio Las Encinas

OJO AL PRODUCT PLACEMENT DEMASIADO INVASIVO: EL EFECTO ‘MÉDICO DE FAMILIA’

Para muchos espectadores de la serie, no obstante, Lidl se ha excedido en su afán de posicionamiento de producto, por lo que esta estrategia también ha recibido alguna que otra crítica en redes sociales. Algunos fans llegan a preguntarse si es legal esta “invasión” publicitaria sin advertencia previa.

Por aclarar, recordamos que la Ley 7/2010 de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, dice lo siguiente al respecto: El emplazamiento no puede condicionar la independencia editorial. Tampoco puede incitar directamente la compra o arrendamientos de bienes o servicios, realizar promociones concretas de estos o dar prominencia indebida al producto. Estamos, por tanto, ante una publicidad que en ocasiones resulta difícil de encajar y puede dar lugar a discrepancias legales.

Pero más allá de lo puramente legal, queremos abrir una reflexión sobre el abuso de este tipo de estrategia publicitaria. Los que ya tenemos unos años recordamos cómo fue muy comentada la ingente cantidad de productos de desayuno que nos presentaban en la serie ‘Médico de Familia‘ de Telecinco. El éxito de la ficción protagonizada por Emilio Aragón hizo que se multiplicara el interés de los anunciantes y que cada secuencia de la serie se convirtiera prácticamente en un anuncio publicitario (podéis verlo en este enlace). Una pesadilla para el televidente que sólo quiere desconectar y ver la tele.

La Juani, de médico de familia, siempre con su brik de Puleva en la mano

La Juani, de médico de familia, siempre con su brik de Puleva en la mano

¿De verdad es necesario invadir una trama de ficción con productos que poco o nada tienen que ver con el desarrollo de la obra? ¿Habrá conseguido Lidl su objetivo? Ya os adelantamos que en parte, sí, porque si no, no estaríamos hablando de ello en este momento.

Fuente: FoodRetail

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link