La producción total de las empresas asociadas a Asefapre descendió un 4,8%, pasando de las cerca de 244.000 toneladas de 2019, a 232.000 en 2020

“El incremento de las ocasiones de consumo en el hogar provocado por la pandemia ha propiciado que los consumidores busquen nuevas alternativas en las que confiar, permitiendo una alimentación variada, equilibrada y de calidad”, explica Alvaro Aguilar, secretario general de Asefapre. Y el sector de los platos preparados ha sabido responder a estos requerimientos con platos e ingredientes innovadores “que han contribuido a impulsan una tendencia netamente ascendente, y que han dado respuesta en los peores momentos de la crisis”, señala Aguilar.

No obstante, el sector de platos preparados se ha visto fuertemente afectado por la caída en más de un 43% de la actividad de la hostelería en 2020.  La producción total de las empresas asociadas a Asefapre descendió un 4,8%, pasando de las cerca de 244.000 toneladas de 2019, a 232.000 en 2020, mientras que la exportación de platos se mantuvo situándose en 39.096 toneladas -un 16,8% de la producción-.

“El canal Horeca es un gran dinamizador de la industria de platos preparados y, aunque el consumo en el hogar ha crecido considerablemente durante el pasado año, el peso de la hostelería en el cómputo general ha provocado un cambio en la tendencia ascendente que veníamos registrando desde hace diez años”, señala Alvaro Aguilar.