Escribe para buscar

Frutas

Elegir sandías Bouquet, ‘raciones de vida para el campo’

Anecoop inicia en estas semanas en Almería su campaña de sandía, que se cultiva en su totalidad en España. Precisamente por ello, ponen en valor la importancia del consumo de producto nacional, contribuyendo a mantener miles de economías familiares.

Comparte

Anecoop, el primer operador de sandía español en el mercado europeo, no ha querido faltar a su tradicional cita con los medios de comunicación ni siquiera en plena crisis del COVID-19; eso sí, en esta ocasión, no nos vemos las caras, sino que accedemos a una sala de prensa virtual en la que la cooperativa de segundo grado nos desgrana su campaña 2020 de sandías Bouquet.

En este ejercicio con un inicio complicado, prevén alcanzar las 150.000 Tn de producción -100% cultivada en España- y aumentar, además, su cuota de exportación hasta el 14%. Entre sus novedades, Anecoop amplía este año su familia de sandías Bouquet con la incorporación de Bouquet Premium, dirigida al segmento alto de mercado.

Esta nueva sandía se caracteriza por el color rojo intenso de su pulpa, el menor espesor de su corteza, sabor intenso –con entre 0,5 y 1º Brix más-, calibre gordo y calidad homogénea durante todo el ciclo. Es el resultado de los trabajos de investigación de su departamento de Producción y Desarrollo, que actualmente se encuentra testando otras 39 variedades, en los centros de la cooperativa en Almería y Museros.

Aun así, la cooperativa continuará teniendo como pilar principal la sandía roja rayada, sin duda la más popular en los principales países de Europa, aunque la sandía de piel negra y la de producción ecológica van escalando posiciones debido a la demanda, llegando esta última incluso a triplicar su producción.

Para Alejandro Monzón, presiente de Anecoop, “las sandías Bouquet constituyen un programa de cultivo con un importante valor social y un calendario de producción que abarca seis provincias distintas, que permite que numerosos agricultores y sus familias puedan continuar con la actividad agrícola todo el año”.

En un contexto en el que el consumidor no solo está preocupado por el sabor y la calidad, “queremos comunicar a la sociedad que, al elegir nuestras sandías Bouquet, está contribuyendo a dar vida al campo, evitando su abandono y luchando contra una España vaciada aún mayor”, insiste Monzón.

sandía

Un inicio de campaña complicado
Unos precios relativamente altos, el frío en los mercados, el cierre del canal Horeca, así como de mercadillos y algunas fruterías son factores que auguran un inicio de campaña complicado pero que, según Anecoop, podría remontar durante su segunda mitad. Para entonces, la sandía podrá tener precios más asequibles que otros productos sustitutivos, el corte de piezas en los supermercados –aunque algunos ya lo hacen- se habrá generalizado, el canal Horeca se abrirá de forma gradual y, cómo no, las temperaturas ahora sí acompañarán el consumo.

De hecho, Miguel Abril, director comercial de Anecoop, se muestra convencido de que, a pesar del COVID-19, la sandía “será un favorito de la cesta de la compra este verano, ya que, aunque sabemos que la pandemia nos va a poner las cosas difíciles al principio, la sandía tiene tres grandes ventajas: es una fruta que se asocia a las buenas temperaturas, es más asequible que otros productos sustitutivos y es idónea para compartir en el hogar con la familia”.

En Anecoop prevén que la campaña se intensifique en los meses de agosto y septiembre, en los que la cooperativa viene observando un aumento de consumo. En este sentido, la programación realizada con sus socios, y muy especialmente con la cooperativa castellano-manchega Santiago Apóstol de Tomelloso, recientemente incorporada al Grupo, le va a permitir cubrir la alta demanda de final de campaña.

‘Raciones de vida para el campo’
Para Joan Mir, director general de Anecoop, “la crisis del coronavirus y sus consecuencias han puesto a prueba al sector agrícola nacional, que ha seguido en pie garantizando el abastecimiento de alimentos básicos a la población a pesar de todos los obstáculos que esta situación excepcional ha conllevado”. Precisamente por ello, “es el momento de tomar conciencia del valor estratégico de la agricultura como un sector fuerte e independiente que nos permite hacer frente a situaciones como la actual sin estar en manos de países terceros para alimentarnos”.

Para ello, y en sintonía con sus objetivos de responsabilidad social, que le impulsan a “cultivar futuro para nuestros socios y para la sociedad en general”, Anecoop ha anunciado el lanzamiento de la campaña ‘Raciones de vida para el campo’, en la que sus sandías Bouquet son, cómo no, las protagonistas.

sandíaEn este sentido, y según ha explicado la responsable de Marketing de Anecoop, Piedad Coscollá, “este año, la campaña de comunicación en España se sustenta en ocho ejes principales”.

1.- La página web de RSC, Bouquet.es, donde se alojará una micro-site con los objetivos y acciones de la campaña ‘Raciones de vida para el campo’, así como otros proyectos de I+D+iT en los que Anecoop participa para promover el desarrollo rural.

2.- El diseño de una etiqueta con el símbolo de “ubicación”, que representa el “yo me quedo” de los agricultores y que se ha colocará en todas las piezas de sandía sin pepitas roja, amarilla, negra, mini y BIO.

3.- Acciones en redes sociales con especial colaboración de prescriptores de la relevancia de Jacob Petrus o de Juan Pozuelo.

4.- Impactos en televisión, entre los que destaca el patrocinio cultural del programa “Aquí la tierra” de RTVE y el Canal Cocina.

5.- Radio, con la emisión de cuñas publicitarias en espacios de ámbito nacional y regional.

6.- Publicidad aérea en playas de las costas mediterráneas durante 30 días.

7.- Una campaña publicitaria en prensa tanto especializada como generalista.

8.- Apuesta por el deporte inclusivo, con el que seguiremos colaborando en la medida en que éste se vaya integrando de nuevo entre las actividades permitidas tras el confinamiento”.

Todas estas acciones, a las que se suman las campañas que se llevarán a cabo en Francia, República Checa, Bielorrusia y Ucrania, suponen una inversión superior a los 860.000 euros.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *