Escribe para buscar

Alimentación

El precio de los alimentos sube un 13,5 % en un año, el más alto desde 1994

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas se encarecieron en julio un 13,5 % respecto al mismo mes de 2021 -la tasa más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994- y un 0,3 % respecto a junio de 2022, con alzas destacadas en 20 días en la carne, los lácteos y los cereales.

Comparte

Así se desprende del Índice de Precios al Consumo (IPC) difundido este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma que la inflación general subió un 10,8 % interanual, con una variación mensual del 0,3 %.

Según el INE, las rúbricas con mayor repercusión en el incremento de la tasa mensual del IPC general de julio han sido la vivienda, que aumenta su variación cuatro puntos, hasta el 23 %; la vestimenta y el calzado, cuya variación anual del 5 % es más de dos puntos y medio mayor que en junio; y los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya alza del 13,5 % es seis décimas superior a la del mes pasado.

Carne, cereales y lácteos encabezan las subidas en julio

Las categorías de alimentación y bebidas que más repuntaron en julio respecto a junio fueron los cereales y derivados (+1,8 %), las carnes de ovino (+1,9 %) y de ave (+1,8 %), la leche (+1,8 %) y los productos lácteos (+1,7 %) y el pescado fresco y congelado (+1,4 %).

Por contra, la fruta fresca, que en junio experimentó un alza del 11 % en 30 días, registró en julio una pronunciada caída del -6,6 %.

También registran bajadas mensuales los aceites y grasas (-0,9 %) y las legumbres y hortalizas frescas (-0,1 %).

Los aceites son un 28,6 % más caros que hace un año

En términos anuales, los repuntes más significativos siguen correspondiendo a aceites y grasas (+28,6 %), leche (+22,6 %), huevos (+22,5 %), cereales y derivados (+20,4 %), carne de ave (+16,3 %), legumbres y hortalizas frescas (+15,5 %) y frutas frescas (+15,1 %).

Los productos menos inflacionistas del ámbito agroalimentario en el último año han sido el tabaco (+2,7 %), las frutas en conserva y frutos secos (+5 %), las aguas minerales, refrescos y zumos (+7,6 %) y las bebidas alcohólicas (+7,2 %).

En el acumulado hasta julio de 2022, los aceites y grasas, con un incremento del 24 %, encabezan la lista de los alimentos que más se han encarecido respecto al mismo periodo de 2021, seguido de los huevos (+19,3 %); mientras que entre enero y julio la única bajada corresponde a la carne de ovino (-7,9 %).

Fuente Efeagro/Rubén Figueroa

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *