Escribe para buscar

Mercados

El futuro de las grandes cadenas es la eliminación del plástico

Portugal prohíbe la venta de plásticos de un solo uso y las cadenas de supermercados se ponen las pilas para adaptarse a esta situación con opciones para sus clientes como la venta a granel.

Comparte

El Gobierno de Portugal ha aprobado este viernes en consejo de ministros una norma que prohíbe la comercialización de plásticos de un solo uso, como bastoncillos de oídos, cubiertos, platos, pajitas o recipientes de poliespán, a partir del próximo 1 de noviembre.

El decreto-ley aprobado este jueves transpone una directiva europea de 2019 y prohíbe que estos plásticos de un solo uso se coloquen en el mercado, buscando de este modo no sólo disminuir el consumo de plástico sino también evitar el greenwashing y que se sustituya un producto desechable por otro. Se trata, en definitiva, de un paso más de todos los que se están dando a nivel mundial para luchar contra el exceso de plásticos. En esta ocasión, el caso portugués es relevante porque afecta a compañías como Mercadona o Covirán, con supermercados en el país luso. Pero no es ni mucho menos el único.

Uno de los paradigmas de esta lucha contra el plástico lo encontramos en Australia. Hace unas semanas, los principales supermercados del país, incluidos Coles, Woolworths y Aldi, y empresas multinacionales como Coca-Cola, Nestle y Arnott’s Biscuits firmaron el pacto que contempla la eliminación de los desechos plásticos de las cadenas de suministro en Australia para 2025.

Es en este punto donde destacamos la iniciativa de la cadena de supermercados Coles. Tal y como nos recuerdan desde el Retail Knowledge de Aecoc, la compañía australiana -segunda en el mercado del país- ha dado un gran paso hacia la sostenibilidad probando un nuevo sistema de ‘trae tu propio envase‘ en una tienda del centro de la ciudad de Melbourne. La compañía

EL REGRESO DE LA VENTA A GRANEL

La prueba es un esfuerzo para “ayudar a reducir los envases de plástico” y ya ha comenzado a andar en la tienda Coles Local de la localidad de Fitzroy, según recoge el medio local The New Daily. Como alternativa al uso de las bolsas de plástico, los clientes pueden llevar sus envases para seleccionar productos secos “para recoger y pesar”. Se trata, en definitiva, de toda una vuelta a la compra a granel de hace unas décadas.

En este sentido, destaca la compañía, también se han asociado con Unilever en una estación de recarga de jabones de lavandería en su tienda Moonee Ponds de Melbourne, y con una tienda ecológica en Chatswood (Sydney), para ofrecer una gama de acondicionadores, jabones corporales y líquidos de lavandería recargables”, señala un portavoz de Coles a The New Daily. Estamos, por tanto, ante un surtido a granel que va más allá de la alimentación y que se extiende a otras categorías non food como el cuidado personal o la limpieza del hogar.

Aquí en España también se van dando pasos en este sentido. Uno de ellos lo encontramos en Carrefour, que dentro de su estrategia de compromiso con el medio ambiente, permite al consumidor comprar productos frescos con el propio táper que llevan sus clientes desde casa. También cadenas como Covirán han realizado grandes avances en la venta de legumbres a granel que se suma a las decenas de medidas puestas en marcha por los supermercados españoles para avanzar en sostenibilidad, muchas de ellas relacionadas con este modelo.

Fuente: Food Retail

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link