Escribe para buscar

Hortalizas

El Ejido, líder hectáreas de invernadero y el Levante crece en plástico

El mayor alza corresponde a Huércal-Overa y también destacan Antas, Cuevas y Pulpí

Comparte

Desde que un agricultor, Francisco Fuentes ‘el piloto’, y un técnico, Bernabé Aguilar, alumbraron el vellocino de oro del primer cultivo protegido en Roquetas, en 1963, el invernadero almeriense no ha cejado de medrar y medrar.

Ya va por las 30.000 hectáreas, a pesar de todos los vaivenes del mercado y de la subida de los costes de producción. La agricultura bajo plástico almeriense sigue más viva que nunca, con más de 2.000 millones de ingresos agregados, con más de 3 millones de toneladas de producción y más de 50.000 personas vinculadas directa e indirectamente a este maná que nace de la tierra a través de dos cosechas que terminan en los mercado europeos.

El Ejido, el viejo Campo de Dalías,  como desde el principio de los tiempos, sigue ganando por goleada en el ránking del plástico provincia, con más de 12.000 hectáreas consegradas a la obtención de frutas y hortalizas extratempranas. La superficie invernada ejidense,  esa gran cubierta vegetal que se ve desde el espacio, como la muralla china, supone casi la mitad de todo el océano de plástico provincial.

Tras la ciudad que alberga el Póligono de La Redonda, el principal polo agroindustrial de la provincia, en la comarca se sitúan a considerable distancia Roquetas -donde empezó todo- Vícar, Adra, Berja y La Mojonera, según el último informe de cartografía de la Consejería de Agricultura.

Los cambios observados desde 2014 indican un aumento de superficie en el conjunto de la Comarca del Poniente, sobretodo en Dalías y Berja.

Pero mientras el Poniente da síntoma de estancamiento en superficie, después de haber alcanzado el 70% del total provincial, el Levante, menos maduro, bulle y aumenta considerablemente la superficie extratemprana.

Níjar vicelíder
Es el caso de Níjar, segundo municipio en hectáreas invernadas, con un alza del 5% y también la capital, en la zona de la Vega, con un 9% más de invernadero. Pero donde más están sorprendiendo los crecimientos de agricultura bajo plástico es en la zona del Levante y Bajo Almanzora, donde parece haberse frenado la actividad de edificación residencial en pro de la agricultura intensiva.

El mayor crecimiento de la provincia se da en el municipio de Huércal-Overa, con un 60% más de invernaderos, aunque en números enteros la superficie de 59 hectáreas es aún testimonial. El agro huercalense se encuentra aún más volcado, en superficie, al cultivo de cítricos. También son relevantes los crecimientos de invernaderos en Antas, Cuevas del Almanzora, Los Gallardos y Pulpí. Aún falta, sin embargo, una estructura de comercialización que permita mayor desenvoltura para el emplazamiento de nuevas hectáreas.

Con respecto al análisis  de 2014, la superficie de la agricultura intensiva urcitana ha crecido un 3,3% de media, lo que se traduce en 967 nuevas hectáreas.

Fuente: www.lavozdealmeria.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link