Escribe para buscar

Sin categorizar

Me “transporto” de tristeza

Comparte

transportesLes voy a hablar hoy de una historia triste, de un país incapaz de anticipar el futuro, de una suma descomunal de I+D+I: Incompetencia, Despropósito, Improvisación.

En este país, imaginario por supuesto, el 95% del transporte de mercancías se hace por carretera. Está situado a un extremo del continente europeo, en una Europa que va cada vez más a tasar el CO² emitido por los camiones, va a implantar viñetas para que paguen el mantenimiento de las carreteras que usan, va a unificar la fiscalidad sobre la gasolina y sobre el diésel. En otras palabras, Europa va a aplicar el principio de quien contamina paga al transporte de mercancías.

Nuestro país imaginario se dotó históricamente de una red de ferrocarriles con un ancho distinto del de su gran país vecino para evitar invasiones tipo “napoleónicas”. Pero este país construyó recientemente una nueva red ferroviaria moderna y de ancho europeo, con la ayuda de los fondos estructurales también europeos que podían llegar a cubrir en determinados casos hasta el 90% de la inversión. Hoy, con sus 3.000 km en servicio, se trata de la red de alta velocidad más extensa de Europa y la segunda en todo el mundo, solo por detrás de China.

Toda esta inversión, en mi país imaginario, se rigió por escrupulosos criterios económicos. Por ejemplo, la primera línea unió la capital del reino con la ciudad natal del Presidente del gobierno de la época. Luego vinieron nuevos presidentes y nuevas líneas. Todas tienen un punto en común: no sirven para el transporte de mercancías. No están concebidas para el transporte intermodal. Si se hubieran diseñado diferentemente, el coste habría sido mayor cierto, no considerablemente pero si mayor, pero también el retorno económico habría sido mayor, esto si considerablemente mayor. África en el transporte ferroviario de mercancías sigue empezando en el Pirineo.

Las ocasiones perdidas no vuelven. Los fondos europeos disponibles hoy para España ya no son lo que eran. Por un lado hemos progresado. Por otro, otros Estados miembros tienen derecho a recibir la ayuda solidaria que nosotros recibimos en el pasado. Todo es mucho más difícil, más costoso, más gravosa para unas arcas nacionales en un contexto económico de control de gasto y deflación potencial.

El sector hortofrutícola figura entre las primeras víctimas de estos gestores de corte miras. Por un lado, la actividad exportadora es esencial; se realiza casi exclusivamente por carretera; la rapidez y la flexibilidad son elementos claves; la presión de los compradores sobre los costes es tremenda; en los países consumidores, la presión contra los “alimentos kilométricos” aumenta; la fiscalidad medioambiental va a crecer como alternativa a la fiscalidad indirecta que grava hoy el empleo; el transporte intermodal entonces es una necesidad de primer orden. Es una urgencia que no se podrá atender.

3 Comentarios

  1. Facundo Perez 19/03/2014

    Tomás el problema es más grave. El modelo del transporte ferroviario previsto para el Arco Mediterraneo es de trenes con una longitud máxima de 750 m cuando lo coherente sería de 1500m y rampas demasiado pronunciadas.

    Responder
  2. rosa pruna 18/03/2014

    Quanta razón sr. Tomas , es que el gran negocio es el consumo de gasoil evidentemente para el gobierno, cuando nuestra gran riqueza son las exportaciones agrícolas y ganaderas, esperamos y confiamos tener pronto corredor mediterraneo, antes que las hortalizas de Marruecos invadan Europa,

    Responder
  3. Margarita Ruiz 17/03/2014

    Querido Tomás:
    Hay una posibilidad abierta, si es que puede servirnos de consuelo: transporte marítimo; intra-continental, se entiende.

    Por qué nos se estudia en serio? Tiene muchas posibilidades para los objetivos que presentas. Tenemos puertos, cosas, barcos, astilleros…y en mayor medida que nadie quizá??
    ¿O me equivoco?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link