Escribe para buscar

Ya no hay vuelta atrás

La escasez de trabajadores, el aumento de los costes y la propia crisis sanitaria se han convertido en el caldo de cultivo perfecto para volver a poner sobre la mesa una cuestión crucial para el sector hortofrutícola: su mecanización.

Comparte
mecanización

La falta de mano de obra lleva años asfixiando al sector de frutas y hortalizas, y como afirma uno de nuestros directivos, “no podemos seguir esperando”. La pandemia no ha hecho más que agravar la situación y, de hecho, a esa escasez de trabajadores que llena los titulares todos los años cuando comienzan las distintas campañas, se suman ahora las bajas causadas por el COVID-19.

Es hora de tomar las riendas del futuro, que para todos nuestros directivos pasa por la robotización y mecanización de muchos de los procesos en campo y almacén. Son conscientes de las dificultades que esto entraña. Primero, por la propia naturaleza del producto, difícil a veces de recolectar o manipular mecánicamente; y, en segundo lugar, por la idiosincrasia del sector, todavía tan atomizado que complica las inversiones necesarias.

Aun así, el sector hortofrutícola no tiene dudas: la mecanización es el futuro. Y para implementarla con éxito, casas de semillas, productores y comercializadores comienzan a dar pasos; desde el desarrollo de variedades adaptadas a la automatización en todos sus procesos hasta el diseño y puesta en marcha de la maquinaria adecuada.

Obviamente, hay trabajos que nunca se podrán mecanizar -o al menos así lo parece aún-; para el resto, robotización y automatización se presentan como la mejor vía para hacer frente a la subida de costes y un futuro sin jornaleros.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *