Escribe para buscar

Valor añadido como alternativa para crecer. HOYAMAR

La empresa Hoyamar trabaja para implementar una nueva línea de brócoli destinada a la producción de alimentos con mayor valor añadido. La iniciativa pretende ampliar canales comerciales y paliar la caída de precios en destino.

Comparte

Diversificarse para seguir creciendo en medio de la crisis. Es la máxima de la empresa de producción hortícola Hoyamar. Su andadura comenzó hace 22 años y a lo largo de este tiempo ha visto cómo los precios en destino descienden de forma irremediable mientras sube el coste de los insumos. El presidente de la firma, Domingo Llamas, recuerda cómo dos décadas atrás los clientes del mercado británico pagaban entre 8 y 12 libras por cada caja de brócoli, mientras que ahora el precio oscila entre las 4 y las 6 libras. Ante este panorama es necesario idear estrategias de acción efectivas que equilibren la balanza comercial de la empresa y le permitan seguir creciendo. Su iniciativa más novedosa es la puesta en marcha de una línea de brócoli con mayor valor añadido que podría estar funcionando a pleno ritmo en 2015. “Nuestra intención es introducir esta línea en España para abrir mercado aquí. Nos dirigiremos a mayoristas”, explica el presidente de Hoyamar.

Para desarrollar este proyecto han trabajado codo con codo con la Universidad de Cartagena, con la que firmó un acuerdo hace ya tres años para colaborar en un estudio sobre el comportamiento del brócoli en postcosecha. Asimismo, ha sido necesario acondicionar las instalaciones de Hoyamar para acoger la nueva gama de producto, acometiendo una ampliación de 3.000 metros cuadrados.

Preparados para cada mercado

La filosofía de la empresa se basa en la diferenciación a través de la máxima calidad y eficiencia en el servicio al cliente. “Cada día nos esforzamos por trabajar mejor que ayer. Nos adaptamos a las necesidades de nuestros compradores en distintos mercados y les abastecemos de producto según sus necesidades específicas, desarrollando diferentes formatos. Estamos preparados para darles lo que necesiten”. Esta premisa es fundamental a la hora de posicionarse en el sector de la exportación, ya que cada país exige unos parámetros de calidad y calibre específicos. La cartera de clientes de Hoyamar es mayoritariamente inglesa (el 60% de su producción se dirige a este país), y además exportan a Francia, Alemania y, desde hace dos años, realizan envíos semanales a Catar.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *