Escribe para buscar

Rompiendo la estacionalidad BIOSABOR

Biosabor ha conseguido comercializar su ‘Gazpacho de invierno’ fuera de la época tradicional, gracias a la suma de gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud que tiene este alimento y además permite consumirlo caliente.

Comparte

La bebida más refrescante por antonomasia ha dado una vuelta de tuerca para colarse en los meses más fríos. Añadiendo calabaza, zanahoria, calabacín y brócoli, por supuesto ecológicos, a los ingredientes de la receta tradicional, el ‘Gazpacho de invierno’ de Biosabor ha conseguido lo que parecía imposible, vender este producto pasado el verano, obteniendo muy buenos resultados a nivel comercial. El presidente de la firma, Francisco Belmonte, detalla que con esta receta es posible consumir la bebida templada o caliente, lo que “contrarresta la acidez del tomate”. Además, el hecho de añadir más hortalizas ecológicas de temporada, aporta un plus de nutrientes y una gran cantidad de minerales a la ya demostrada capacidad antioxidante del gazpacho ecológico Biosabor, como ha ratificado un estudio llevado a cabo por Ainia Centro Tecnológico de Valencia.

“En España estamos acostumbrados a consumirlo en verano, pero aquellos que lo prueban, repiten por su sabor, porque es saludable y fácil de consumir, por ejemplo, es ideal para la cena. Lo que estamos haciendo en lanzar un mensaje nuevo”, explica Belmonte.

Gracias a la evolución de las ventas de éste y otros de sus productos de la gama lista para el consumo, la empresa almeriense duplicó sus ventas de IV y V Gama en 2015. En esta campaña, prevé incrementar su producción más de un 20% (cuentan con 200 hectáreas de producción ecológicas propias). Lejos de conformarse con su evolución ascendente, siguen apostando por el desarrollo de nuevos productos funcionales (que además de nutrir aportan beneficios a la salud del consumidor) que se están investigando y que podrían ver la luz próximamente, así como por la mejora continua de productos ya existentes en su gama comercial. Ejemplo de ello es el enriquecimiento de la fórmula de su zumo de tomate con granada, que ha pasado a elaborarse con su exclusivo cherry Angelle ecológico de producción propia, para aportar un toque más dulce, y lo más importante, muchas más vitaminas y propiedades que enriquecen nutricionalmente el producto, adaptándose al gusto de los consumidores.

Biosabor se dedica íntegramente a la producción ecológica (tanto en fresco como de productos transformados), un segmento que está de plena tendencia. Son muchos los operadores que se afanan en iniciar esta senda, aumentando la oferta, y para poder encontrar un hueco e impulsar el consumo, Belmonte señala que es necesario apostar por variedades de sabor. “Hay que dar el salto y buscar la máxima calidad, como valor añadido para nuestros consumidores”. Esta es la máxima que guía su día a día.

VIRGINIA HERNÁNDEZ.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *