Escribe para buscar

Nuevos mercados en el punto de mira. FULGENCIO SPA

El veto ruso ha obligado a volver a mirar a Europa, aunque el sector del cherry, caracterizado por su dinamismo e innovación, se muestra atento a la evolución de otros destinos, como Oriente Medio y EE.UU. tal y como nos detallan desde la firma Fulgencio Spa.

Comparte

En Motril encontramos uno de los cuatro almacenes con las que actualmente cuenta la empresa Fulgencio Spa. Podemos decir que esta es la central, desde donde coordinan toda la gestión comercial, y realizan la manipulación y envasado de cherry, moviendo más 8.000 Tn anuales. Un volumen que se complementa con su producción propia de Marruecos (8.000 Tn), donde trabajan desde hace ya varios años buscando la complementariedad que el producto nacional necesita. “Incluso hay clientes que demandan producto con origen Marruecos”, nos detalla Fulgencio Spa, director general, remarcando que aunque la comercialización se lleva a cabo desde España, la manipulación y envasado se realiza en el país alauita.

Una gestión comercial coordinada entre los dos orígenes, clave hoy en día para atender las demandas de la distribución. “Las exigencias de los clientes es quizás el aspecto que más ha cambiado en los últimos años. Antes se exigía seguridad alimentaria y calidad, ahora ya se presuponen”, apunta Fulgencio Spa. En este sentido, los requisitos están en estos momentos más enfocados a la continuidad y homogeneidad del producto, además del sabor y un precio competitivo: “Somos muy prácticos en nuestras relaciones con la distribución, conocemos sus exigencias y nuestros esfuerzos van encaminados a satisfacerlas y anticiparnos a ellas”, explica.

El veto ruso

Precisamente esas producciones de origen marroquí permitieron inicialmente mantener la línea comercial que esta entidad tenía, a través de agentes holandeses, belgas y franceses, con el mercado ruso. Sin embargo, la inestabilidad política y la caída del valor del rublo aconsejaron no continuar con dichas operaciones. “El mercado ruso representaba para nosotros entre un 10 y un 15% en nuestras ventas, pero afortunadamente supimos reconducir la comercialización”, apunta Fulgencio, calificando como estable la campaña que ahora cierran.

Hoy, centrados principalmente en el mercado europeo, miran también otros destinos, como Oriente Medio y EE.UU. En este último ya tienen experiencia en la exportación de pepino, “por lo que es el momento de estar atentos a su evolución”, puntualizan.

Nos despedimos de Fulgencio Spa, que inmediatamente vuelve a la sala de reuniones con su equipo comercial, un departamento que está operativo más de 18 horas diarias, fiel reflejo de las exigencias del mercado actual.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *