Escribe para buscar

Nuevas variedades con precocidad, productividad y calidad

Entrevista a Alexandre Pierron, Presidente de Planasa.

Comparte

El sector del espárrago verde está experimentando un empuje desde el punto de vista productivo y comercial. ¿Qué papel han tenido en todo esto las nuevas variedades?

Han sido determinantes, pues además de mayor productividad, han permitido al sector ampliar su calendario de comercialización, lo que a su vez le ha llevado a ganar protagonismo en los mercados frente a las importaciones. No obstante, las variedades tan sólo son herramientas, y los que han levantado el cultivo, ante todo, han sido los propios agricultores. Planasa, como obtentor varietal, sólo intenta ayudarles con nuevas variedades mejoradas. Se trata de un sector en constante crecimiento, sólo así puede responder a la cada vez mayor demanda por parte de los consumidores. El espárrago verde está de moda y responde a la perfección a los nuevos modos de consumo: saludable, fácil de preparar y con un sabor diferenciado.

 

¿Cuáles son las variedades que han puesto en los mercados?

La producción nacional de espárrago verde hasta hace poco se sustentaba sobre un modelo monovarietal, con el uso de una antigua variedad americana llamada Grande que hoy en día está ya obsoleta. Para romper esta práctica, Planasa lanzó hace 10 años Placosesp, un material muy precoz y productivo que actualmente es la referencia del mercado. Se trata de una variedad ya consolidada, que se ha posicionado como referencia en espárrago verde precoz en España, Francia, Italia y Grecia. Más recientemente ha presentado Darzilla, que destaca por su gran calibre y muy alta productividad, además de por una calidad de punta muy llamativa. Ha tenido de momento muy buena aceptación y creemos que se puede posicionar como la variedad de referencia en el segmento de espárrago verde grueso de media estación.

 

La investigación en espárrago, ¿hacia dónde se dirige?

La precocidad y la productividad son dos características fundamentales, pero de nada sirve sin calidad. Por tanto, la calidad de turión y de punta son también fundamentales. Además existen otros criterios de selección como la sensibilidad a enfermedades (roya, stemphylium, fusarium…), a los daños por viento, o la adaptabilidad a la producción híper intensiva con alta densidad…

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *