Escribe para buscar

Las heladas marcan fuertemente la campaña. BLUE WHALE

Francia ha registrado temperaturas inéditas esta primavera, poniendo en riesgo la producción de pera y manzana, aunque las inversiones realizadas por los agricultores de Blue Whale han permitido que haya zonas menos afectadas.

Comparte
Blue Whale manzana

Las plantaciones de manzana y pera en Francia se han visto afectadas, cómo no, por las fuertes heladas registradas esta primavera, que han hecho mella en su producción agrícola global. Pero las previsiones de cosecha, especialmente de manzana, en el grupo Blue Whale son muy dispares según la zona de producción, estando unas más afectadas que otras. Según explican desde la firma, “aquellos que han tenido un acceso más fácil al agua, han podido proteger sus plantaciones, excepto en algunas zonas de los Alpes, donde las temperaturas han bajado hasta los -8° /-10°”.

El único aspecto que está siendo positivo esta temporada es el alto nivel de rendimiento que están dando las plantaciones que se han salvado, tras un año 2020 de baja productividad. Aquellos árboles que han estado protegidos o bien por el agua, o bien por las inversiones que han venido realizando muchos de sus agricultores en los últimos años, han minimizado el daño de las heladas y han logrado obtener una productividad excepcional. “Nuestra preocupación ahora es el calibre de la fruta, sobre todo tras el mes de mayo tan frío que hemos atravesado”, declaran desde la entidad.

En las variedades Fuji y Gala, las previsiones de cosecha serán normales; por el contrario, en Pink Lady, contarán con una bajada significativa de la producción del 20%.

Por otra parte, en su línea bio, Blue Whale aumentará un 20%, a la par que las nuevas variedades premium como Blue Reine®, Candine®, Rockit® y Envy®, gracias al crecimiento en superficie y la entrada en producción de las nuevas plantaciones.

“Esperamos que nuestros clientes nos ayuden a valorar la fruta al máximo esta campaña”

En lo que respecta a la producción de pera de Blue Whale, se verá reducida significativamente hasta rondar las 4.000 toneladas, con una cuenca alpina muy afectada y fuertes pérdidas en la variedad Williams en las otras regiones productoras.

A nivel global, y ante la temporada comercial que se avecina, desde la compañía gala afirman que “contamos con nuestros clientes para que nos ayuden a valorar al máximo todas las calidades de la fruta por el interés de nuestros agricultores”. Para ello, pondrán a su disposición todo lo que esté en su mano para acompañarlos de la mejor manera posible en sus necesidades a lo largo de la campaña.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link