Escribe para buscar

“La sostenibilidad no sólo significa el uso de materiales ecosostenibles”. ILIP

Los envases ya no son simples contenedores, están adquiriendo un protagonismo como prescriptores de los valores de una empresa. Lo saben bien en ILIP, con cuyo responsable de ventas y marketing, Roberto Zanichelli, tuvimos la oportunidad de charlar.

Comparte

Los envases están ganando protagonismo dentro del sector hortofrutícola, como elemento diferenciador de una determinada calidad. ¿Están trabajando bajo estos conceptos?

Claro que sí, porque además creemos que es la única estrategia posible en estos momentos. El envase puede ser un importante vehículo de diferenciación y de desarrollo de marcas, y nuestra experiencia y capacidad productiva nos permiten ofrecer esas soluciones a medida a través de las características técnicas del embalaje y los materiales, con la posibilidad de añadir serigrafías con logotipos o imágenes personalizadas. En Italia ya hemos realizado y diseñado embalajes exclusivos o personalizados para productores de la talla de Sant’Orsola, Melinda y Valfrutta.

La sostenibilidad de los materiales es algo que ya se presupone…

Efectivamente, pero para nosotros la sostenibilidad no sólo significa el uso de materiales ecosostenibles como R-PET o la reducción del peso de los embalajes. Hoy en día el sector demanda soluciones innovadoras y de vanguardia para la protección y la seguridad de los alimentos a lo largo de toda la cadena. El desafío ahora reside en la reducción del desperdicio alimentario, con ventajas económicas pero también medioambientales. Basta pensar que en el recorrido entre el productor y el consumidor, las pérdidas suponen actualmente una cantidad equivalente a 3.300 millones de toneladas de CO2, según el informe “La huella del desperdicio de alimentos: impactos en los recursos naturales”. Este compromiso nos ha llevado a ser primera empresa del sector en adherirse a Save Food, proyecto de la FAO y de Messe Düsseldorf, que reúne a los distintos eslabones de la cadena de valor para proponer soluciones concretas a este problema. En este sentido, hemos colaborado en varias ocasiones con investigadores de la Universidad de Bolonia, para estudiar la incidencia de las características del embalaje en la conservación de los productos hortofrutícolas.

Hablando de estudios, acaban de hacer público uno sobre la satisfacción de vuestros clientes, donde se indicaba que el 79% estaban satisfechos. ¿Cuál es la clave de este éxito?

Tenemos que reconocer que los resultados han sido muy positivos en todas las áreas que se han estudiado: relación calidad/precio, características técnicas de los productos, nivel de servicio y oferta de productos, y sobre todo en la profesionalidad del personal y la atención prestada a los clientes. Nuestro objetivo es continuar realizando encuestas para alcanzar un índice de satisfacción del 85% en el 2017.

De cara a este año 2015, ¿qué novedades presenta ILIP?

Los principales hitos para Ilip son por un lado la apertura de una nueva filial en el Reino Unido, con un comercial, Jonathan Baldwin, como Area Manager y Business Development Manager, que se marca como objetivo la consolidación y mejora del posicionamiento en este mercado; y la instalación en el Grupo ILPA, del que ILIP es la división principal, de una planta de descontaminación del PET procedente de reciclaje, planta que, de conformidad con el Reglamento (CE) 282/2008, es un requisito fundamental para la producción de embalajes de este material que puedan estar en contacto directo con alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *