Escribe para buscar

La promoción de la Picota posiciona al Valle en los mercados

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Picota y Cereza del Jerte continúa desarrollando sus campañas de promoción nacionales e internacionales con el objetivo de seguir comunicando la excelencia de su producto y abrir nuevos mercados.

Comparte

El esfuerzo de prácticamente todo un sector que año tras año permanece unido para promocionar su producto se ve sin duda recompensado por la progresiva mejora del posicionamiento de la Picota en los mercados exteriores, que representan el 65% de su cuota de ventas. “El consumidor europeo valora el producto diferenciado y reconoce su calidad a través del sello de la D.O., que le otorga una elevada garantía”, señala Pilar Díaz, responsable de Promoción y Calidad de la D.O.

De esta manera, pese a representar la Picota sólo el 25% de la producción de cereza en el Valle del Jerte- 8.500.000 kg-, la calidad del producto en sí, unida a las campañas de promoción que desde la Denominación se realizan en torno a ella, con el apoyo de todas las empresas adscritas, dan a conocer esta zona productora en beneficio de todo el sector, que maneja además unos 35.000.000 kg de cereza por campaña.

Así, en el ámbito nacional, la D.O. desarrolla de nuevo para este ejercicio la línea de promoción online, que centra su estrategia en los prescriptores de opinión, además de acciones en radio y promociones en puntos de venta. Se ha efectuado entrega del Premio Picota del Jerte en el Salón Gourmet a Roberto Iniesta, líder del Grupo Extremoduro y continúan con la campaña de 2013 “No te comas el coco
¡Cómete las Picotas!”. Y a nivel internacional, de la mano del ICEX, continúa desarrollando campañas en Reino Unido, donde sin duda se ha conseguido que el consumidor inglés diferencie la Picota de la cereza. Asimismo, junto al Gobierno de Extremadura, la D.O. está realizando acciones a través de la empresa Avante en tres países nórdicos: Dinamarca, Estonia y Brasil. “Nuestro objetivo es abrir nuevos mercados más allá de los existentes ya en Europa”, apunta Díaz en este sentido.

 

 Nuevo logotipo

Como novedad para esta campaña, la D.O. presenta un nuevo logotipo para la única variedad de cereza protegida, Navalinda, que se suma a sus cuatro variedades de Picota: D.O. Cereza del Jerte. Una cereza que se caracteriza principalmente por su exquisito sabor, con un equilibrio de ácido muy estable. Se produce, al contrario que el resto de variedades de cereza, bajo un sistema intensivo de secano, lo que le aporta una menor acuosidad al fruto. Sus características diferenciadoras la han convertido en la única cereza con rabo amparada bajo la D.O.

GRUPO ALBA

Proceso de mecanización

Desde hace años, el sector de la cereza y de la picota del Jerte ha ido optimizando sus procesos en almacén con la adquisición de tecnología de última generación: máquinas calibradoras de visión óptica, de calidad interna, ingeniería de frío, etc. Innovaciones que se están viendo aumentadas en los últimos años, favorecidas por los buenos resultados que han ido arrojando las últimas campañas de cereza. Como ejemplo de ello, el Grupo Alba ha apostado por garantizar la temperatura del producto, realizando ensayos en campo con carritos de frío para sus agricultores o sistemas de enfriamiento por ducha. Todo ello para obtener la excelencia de su producto. En este compromiso, y para responder en todo momento a la demanda de los mercados, esta firma incorporará en su gama de productos la línea ecológica de producción propia, que ya comercializaban desde unos años con producción de terceros. “La demanda está siendo muy elevada en este segmento de negocio, por lo que cuenta con un gran potencial”, apunta Miguel Muñoz, director técnico de Grupo Alba.

COOP. del CAMPO

Investigación varietal

Disponer de las mejores variedades de cerezas y Picotas es otra herramienta más del sector para poder satisfacer la demanda de los nuevos consumidores. Sabor, color y calibre parecen ser las principales exigencias, y por ello, desde el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), en colaboración con las cooperativas del sector, están trabajando en este sentido. Según Nicolás Morales, gerente de la Sociedad Cooperativa del Campo, de Navaconcejo, “para poder llegar a Europa con calidad, necesitamos que las cerezas presenten una cierta dureza, para que además de resistir el calibrado automático, no pierdan sus cualidades durante el transporte. Esto está provocando que los agricultores estén optando por variedades con más consistencia, haciendo de forma natural una renovación varietal”.

Es importante por tanto que desde la comunidad científica se trate de ofrecer el mejor material vegetal: en el caso de la cereza, variedades que aporten sabor, color y dureza; en la Picota, fruta con mayor calibre.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *