Escribe para buscar

La era de las Metafrutas y metahortalizas. ARITMOS

Por Enric Trullols, Software & Consultant Director, Aritmos.

Comparte

Los consumidores de frutas y hortalizas analizan habitualmente factores intrínsecos de dichos productos como pueden ser el aspecto general, el olor, el sabor, el tacto para comprobar el estado de maduración… incluso el packaging con el que llegan a los lineales o los valores y/o atributos que les transmite una marca u otra. La lista de detalles puede ser interminable. El consumidor “compra”, por decirlo de algún modo, una “photo finish”, y a un precio que le parece razonable.

En pocas ocasiones se tienen en cuenta otros muchos factores que intervienen en el proceso global que va desde que esa fruta u hortaliza se cultivó en el campo hasta que llega al cliente final. Son muchos y muy relevantes, aunque a menudo pasan desapercibidos por el consumidor. Más allá de la trazabilidad, que tanto ha dado que hablar, la tecnología se ha convertido en un componente inherente más de un producto hortofrutícola, y cada día en mayor grado.

Herramientas de gestión, como los softwares especializados de Aritmos para un sector tan dinámico y perecedero, están permitiendo gestionar y controlar todos los aspectos del circuito que sigue un producto: desde el cultivo y recolección en el campo, la producción, la manipulación y envasado, las ventas y las fórmulas de distribución, etc. En este sentido… ¿una manzana es tan sólo una manzana? Está claro que no, nadie piensa así.

¿Y por qué? Porque muchas empresas y centrales hortofrutícolas han decidido firmemente aportar valor a sus productos. Y valor no sólo es olor, gusto, aspecto, marketing, etc. Es también una recolección más óptima, una selección cuidadosa, una entrega puntual, capacidad para servir los productos envasados o paletizados, mejorar los ratios de calidad… elementos añadidos que el mercado, incansable como de costumbre, reclama.

Sin duda, estamos dando valor a los productos, estamos ante lo que bien podríamos llamar metafrutas y metahortalizas. Y en este aspecto, la tecnología de Aritmos está aportando su granito de arena a tal cometido: mecanizando tecnológicamente todos los procesos que intervienen en esa cadena agroalimentaria.

No hay vuelta atrás, aportar valor real a los productos del sector hortofrutícola es un factor clave para convertirse en una empresa más eficiente y ágil, y consecuentemente, más competitiva.

Bienvenidos a la era de las metafrutas y metahortalizas.

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo publicado. Todas las consideraciones que se tienen en cuenta forma parte indisoluble de la producción, conservación y comercialización de los productos del sector hortofrutícola. De hecho muchas entidades asociativas de la provincia de Lleida tienen en cuenta la trazabilidad de sus producciones desde el campo a la mesa del consumidor. Prueba de ello es lo competitivo que es el sector y la cantidad de mercados exteriores que se estàn abriendo a las producciones del sector hortofrutícola. Enhorabuena

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *