Escribe para buscar

La concentración, sin prisa pero sin pausa HORTYFRUTA

Francisco Góngora Cañizares, Presidente de Hortyfruta.

Comparte

La concentración empresarial en el sector de las frutas y hortalizas bajo abrigo de Andalucía es una asignatura pendiente que, campaña a campaña, ha estado entre los objetivos a medio y largo plazo de las distintas asociaciones empresariales que se agrupan en el colegio de la comercialización de Hortyfruta. Para la Interprofesional andaluza, la concentración ha sido también un tema capital, y se ha animado a todos los agentes sectoriales a facilitarla, dinamizarla y favorecerla en la región.

De hecho, Hortyfruta es una plataforma en la que trabaja de forma conjunta y donde se buscan soluciones comunes a los problemas del sector hortofrutícola. Es, en sí misma, un punto de partida de unión. Partiendo de esta premisa, hay que dar un paso más y centrarnos en la importancia de la concentración de la oferta.

Existen varios modelos que se han puesto en marcha en los últimos años, y no sólo a través de fusiones o absorciones, sino que también se ha optado por simplemente trabajar unidos, mediante la colaboración intensa entre distintas empresas. Esta opción es la que está resultando más viable y la que mejor está funcionando en el agro andaluz, y por ello es importante promoverla. Sin embargo, debemos pensar muy bien hacia qué modelo de negocio vamos, no debemos buscar la concentración vacía o hueca, es decir sin objetivos claros.

En mi opinión, se debe tener siempre presente, en la base, al agricultor. La volatilidad de los precios da lugar a un mercado inestable en el que cada vez más la distribución presiona con precios a la baja provocando una caída en picado de la rentabilidad, y la solución pasa por la unión empresarial, que podría favorecer un mayor peso y fuerza para frenar algunas prácticas comerciales abusivas que presionan a la baja las cotizaciones de nuestras frutas y hortalizas, y merman la rentabilidad del productor hasta límites abusivos.

Hortyfruta ha sido testigo de cómo el sector ha sabido aumentar la calidad, el sabor de los productos que cultiva y comercializa, así como el respeto al medio ambiente con técnicas de producción muy avanzadas. Pero también de cómo, por contra, el productor obtiene resultados muy dispares. También hemos visto cómo las asociaciones que pertenecen al colegio de la comercialización han dado pasos muy importantes para que sus empresas se unan en organizaciones más dimensionadas para hacer frente al futuro con fortaleza.

Sin duda, en la última década la concentración de la oferta es un movimiento que se ha venido impulsando, y todos los agentes que conformamos el sector hortofrutícola somos conocedores de la importancia de continuar estimulándola. En Almería han sido varias las empresas que han encontrado la fórmula adecuada, y hoy son un ejemplo a seguir. Por ello es primordial que la agricultura invernada siga trabajando y se organice para ser capaz de crear modelos más comerciales, con mayores estructuras comerciales que le permitan ser más competitiva y afrontar mejor el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *