Escribe para buscar

Innovando en Charentais y Galia. GAUTIER SEMILLAS

La casa Gautier Semillas pone al servicio del productor un interesante catálogo de melones Charentais y Galia, donde el sabor, la textura y el aroma se convierten en protagonistas.

Comparte

Anticiparse a las demandas del futuro no es tarea fácil. Sin embargo es el único método de trabajo que tienen las casas de semillas para ser competitivas. Aunque también, como reconoce Angelo Tjhie, country manager de Gautier Semillas en el sureste español, existen casos de éxito con variedades que sin responder expresamente a esas demandas más actuales, sorprenden a los consumidores al presentar unas características muy concretas, creando un nuevo nicho de mercado: “You don´t know what you don´t know “, bromea Ángelo.

Pero sí es cierto que el sabor debe estar presente en todas las variedades, al menos así lo entienden en Gautier Semillas: “El consumidor se ha cansado de comer productos insípidos, y gracias al auge de los programas gastronómicos, exige, además de ese sabor, aroma y texturas”, explica Angelo Tjhie.

Así, en el catálogo varietal de esta entidad, encontramos además de estas tres características, otras tantas puramente agronómicas, que contribuyen y aportan rentabilidad al productor, como resistencia, facilidad de manejo, productividad y buena postcosecha. “Al aunar unas y otras estamos ofreciendo innovación”, reza el catálogo informativo de la casa de semillas. Oferta varietal Gautier Semillas pone al servicio del sector tres variedades en tipo Charentais y una en Galia.

Dentro del primer grupo, cuentan con Delfrisco, un melón precoz, resistente a pulgón y buena tolerancia a oídio y alto rendimiento; Jenga, para plantaciones tardías, con un potente sistema radicular, buen rendimiento, alto porcentaje de frutos con calibre 12 y excelente vida postcosecha; y Allegria, igualmente para plantaciones tardías bajo invernadero en Almería, con un alto rendimiento y cuaje agrupado, calibre homogéneo y correcta postcosecha, con grados brix conforme a lo demandado por el mercado.

En el tipo Galia, destaca Yoga, definida como el equilibrio entre el sabor y la conservación. Se trata de una planta con ciclos tardíos, con buena capacidad de cuaje, frutos uniformes, redondos con un escriturado denso, carne verdosa con una cavidad muy pequeña. Una completa oferta en la que el productor podrá encontrar la innovación que más se adapte a sus necesidades y a las de su mercado.•

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *