Escribe para buscar

Iberiana, central de compras del Grupo MARKANT

Iberiana Frucht elabora un concepto a medida para cada uno de sus socios del Grupo MARKANT. Trabaja estrechamente con los proveedores, seleccionando las mejores frutas y hortalizas, y programa y planifica las campañas con los clientes: una central de compras donde todos los eslabones son fuertes.

Comparte

Visitar Iberiana Frucht, central de compras del Grupo MARKANT, líder en el sector de comercio y servicio en Europa con más de 100 empresas entre mayoristas y minoristas, es toda una experiencia. Siempre es una oportunidad para aprender de este negocio, para comprobar que las relaciones entre proveedores y clientes pueden desarrollarse en un clima de transparencia y seriedad, de respeto mutuo, trabajo muy distinto del que se desempeña en una mera oficina comercial.

A pocos kilómetros de Valencia, nos recibe en sus instalaciones Enrique Clavel, gerente de Iberiana Frucht. Hoy esta entidad es un caso de éxito, como definen actualmente las escuelas de negocios a los modelos empresariales brillantes. Hace 21 años, el Grupo MARKANT creó esta central, “de cero, y hoy movemos más de 225 millones de kilos de frutas y hortalizas, con previsiones de crecimiento de cara al futuro”, asevera Clavel.

Queremos conocer las claves de su éxito, y le preguntamos directamente cuáles son los pilares de la entidad: “La calidad, la seguridad alimentaria, la seriedad, el personal que integra la compañía, los proveedores y los socios del Grupo MARKANT”, apunta Enrique Clavel. La unión de todos estos aspectos es lo que ha garantizado el posicionamiento del que hoy gozan.

Equipo humano

Para Iberiana, el equipo humano es el alma mater de la empresa, y gracias al cual han logrado todos los objetivos marcados desde sus inicios. Se trata de personal muy formado y preparado con una media de permanencia superior a los 15 años. “El equipo de Iberiana es un valor añadido en nuestro proyecto. Es esencial establecer relaciones estables y duraderas entre el personal de nuestra central y los proveedores y clientes, pues genera confianza y seguridad”, nos explica Clavel, satisfecho de la familia Iberiana.

Los Proveedores

Son claros defensores del producto nacional, y el director de Iberiana no tiene problemas en defenderlo. Se siente orgulloso de la profesionalización y evolución que ha alcanzado el agro español. “Elegimos nuestros proveedores entre los mejores y somos realmente exigentes con ellos, a quienes aseguramos continuidad en las ventas a través de una planificación de campaña”, explica Clavel. Desde su propio ordenador nos muestra el seguimiento que su Departamento de Calidad, otro de los pilares de la empresa, realiza de cada uno de los proveedores y de los productos. “Hasta que el responsable del Departamento no determina que se reúnen las condiciones de calidad, sabor, calibre y vida postcosecha que Iberiana ha fijado previamente, no se inicia la comercialización, aunque el cliente nos lo demande. En este sentido, realizamos un servicio de asesoramiento”, añade Clavel.

Iberiana ha desarrollado especificaciones de calidad para sus productos, es decir, un pliego de condiciones que se deben cumplir para entrar a formar parte de la red de distribución de la entidad, donde la calidad y seguridad alimentaria son parámetros básicos, presentes en este proyecto desde sus inicios.

Este mismo control se lleva a cabo en la logística: “desde nuestras oficinas, podemos conocer dónde se encuentra en cada momento la mercancía, cuándo va a llegar a destino, si ha tenido alguna incidencia…. Tenemos un control absoluto, y eso ofrece confianza y seguridad a toda la cadena”, argumenta Clavel.

Actualmente, Iberiana cuenta con una amplia oferta de frutas y hortalizas procedentes principalmente de España e Italia, donde tienen despacho propio. Pero sus productos provienen también de otras zonas de cultivo del mundo, como Perú, India o Sudáfrica y proceden natural y exclusivamente de cultivos bajo Producción Controlada e Integrada, garantizados por su sistema de control.

Los Clientes

Sus clientes son los socios de MARKANT, un conglomerado de empresas de comercio alimentario y no-alimentario con presencia en Alemania, Suiza, Italia, Austria y Países del Este. En ellos comercializan sus cuatro marcas: Sommergarten, Hipos, Monte D´Oro y Eurocitrus. “Entre lunes y martes definimos programas semanales con cada uno de los clientes”, nos explica Clavel, quien se muestra orgulloso al afirmar que “nuestros socios nos confían incluso sus propias marcas de alta calidad para abastecerlas con nuestros productos”. Se necesita toda una vida para crear una marca, pero tan solo dos horas en destruirla, una afirmación que podría resumir esta filosofía
de Iberiana.

Hoy hemos conocido un exitoso modelo empresarial, una forma muy distinta de entender las relaciones entre los distintos eslabones de la cadena de valor. Muchos podrán criticar este sistema de trabajo por exigente, pero en Iberiana ofrecen seguridad al proveedor y a sus clientes; marcas que son sinónimo de calidad y seguridad alimentaria, que gozan de un posicionamiento envidiable para otras enseñas: Iberiana se ha convertido en el brazo derecho de sus clientes.

1 Comentario

  1. Antonio Marín 05/07/2017

    Enhorabuena por este éxito empresarial.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *