Escribe para buscar

“Garantizar la rotación es la mejor palanca para la negociación”

El inicio de la campaña de fruta de hueso no ha sido fácil. Temperaturas altas en origen y bajas en destino han ralentizado una temporada que se presenta con una buena producción en volumen y calidad. Bajo este escenario, entrevistamos a Alfonso Rivera, director comercial de Frutaria, quien nos describe sus proyectos tanto en el plano agronómico como comercial.

Comparte

Para Frutaria, con plantaciones en distintas zonas de producción, ¿cómo se ha desarrollado el cultivo y qué volúmenes esperáis alcanzar?

En lo que se refiere a melocotón y nectarina, estamos satisfechos con la calidad de nuestras plantaciones en Andalucía. En cuanto a las de Extremadura y Aragón, presentan una cosecha completa y un nivel de calidad óptimo. Todo ello nos permitirá superar las 11.000 Tn de melocotón, 12.500 Tn de nectarina y 1.000 Tn de paraguayo. En ciruela, en línea con el sector, contamos con cosecha completa, de alrededor de 11.000 Tn. Destacar que hemos llevado a cabo una política severa de aclareos con el objetivo de disponer de calibres gordos. En albaricoque naranja de chapa roja contamos con una producción excelente en volumen y calidad en la primera parte de la campaña y un poco más reducida en la segunda, con previsiones en conjunto que superarán las 1.000 Tn. Con respecto a la cereza tendremos una producción superior a las 1.500 Tn con un patrón de calibre muy centrado en 26-30mm y con muy buena condición.

 

Y desde el punto de vista comercial, ¿cómo se presenta el ejercicio?

El arranque de campaña ha sido duro con bajas temperaturas en Europa, exceso de oferta en calibres pequeños, y altas temperaturas en origen durante la primera quincena de mayo. No obstante, nuestro mix de producto, organización de operaciones y distribución, nos ha permitido defendernos de forma competitiva. En líneas generales la campaña se presenta más dura que la anterior, sin embargo esperemos que con la llegada del buen tiempo la demanda se normalice, y que con un patrón de calidad mejor al del año pasado, la rotación del producto se incremente. En este contexto, la propuesta multiproducto, diversificación de mercados, junto a una buena planificación y servicio al cliente van a tener un mayor peso específico. En este sentido, tratamos de orientar nuestra organización para aportar más valor al cliente.

 

El trabajo que se realiza en el campo está recuperando protagonismo. ¿Qué líneas está llevando a cabo en Frutaria al respecto? 

Desde el punto de vista varietal, hemos sido pioneros en desarrollar variedades de melocotón tipo Calanda en Andalucía y líneas nacionales de melocotón blanco de carne dura y nectarina blanca de coloración completa. En estos momentos disponemos de más de 3 millones de kilos de estos productos. Asimismo, en ciruela estamos inmersos en un proceso de expansión de nuestras variedades de Plumcot y en otro de redefinición de los esquemas de manejo de forma que llegue al punto de venta en las mejores condiciones para su consumo. Y es que estamos convencidos de que trabajar y garantizar la rotación del producto es la mejor palanca para la negociación.

 

El cambio de estrategia de la distribución nacional, ¿abre una nueva oportunidad de negocio?

Sin lugar a dudas, pero siempre y cuando todos los integrantes de la cadena tengamos presente que el consumidor no sólo quiere un precio competitivo. La variedad, los calibres y las condiciones de la fruta son también aspectos fundamentales que hay que tener muy en cuenta. En esta línea, hemos lanzado el Proyecto SMILE de redefinición de nuestros esquemas de confección con el objetivo de mejorar la presencia de la fruta, tanto interna como externa, en el punto de venta. Una redefinición del trabajo que ya está operativa en las centrales de Huelva y Lleida.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *