Escribe para buscar

“Es necesario volumen para poder crear marca”

Según Fabio Zanesco, responsable comercial del Consorcio Val Venosta, esta ha sido una de las claves que les ha permitido conquistar mercados tan complicados como el español.

Comparte

La producción media anual del Consorcio Val Venosta, la manzana de la mariquita, se sitúa en torno a las 350.000 Tn, aunque las previsiones de cara a los próximos años es superar las 400.000 Tn. Este incremento de la producción se debe, según Fabio Zanesco, responsable comercial de la Asociación, a dos motivos: “el primero  es que se ha mejorado en eficiencia productiva, sobre todo por la incorporación de nuevas variedades que, además de ofrecer mejor calidad, son más productivas; y en segundo lugar, a que las cooperativas integrantes en el consorcio están ampliando su superficie de cultivo, especialmente en las zonas altas del Valle, lo que nos ofrece, además, una producción más escalonada”.

Es precisamente ese elevado volumen comercial el que permite a Val Venosta situarse como un proveedor seguro en cualquier parte del mundo, como por ejemplo en España, un mercado muy exigente pero donde han logrado posicionarse gracias a su oferta constante y de calidad durante todo el año. “Solo así es posible hacer marca. Este país, al igual que el resto de Europa, es vital para nosotros, pero debemos reconocer el potencial de los nuevos mercados: el norte de África, Asia, China… son destinos hacia los que debemos dirigir esos tonelajes que esperamos incrementar en los próximos años”, argumenta Zanesco.

 

 Línea Ecológica

El consorcio Val Venosta no sólo está apostando por nuevas variedades como es la manzana Ambrosía, cuyas plantaciones ya se están realizando en el Valle, también confía en el desarrollo de su manzana BIO Val Venosta. Actualmente cuentan con una producción cercana a las 24.000 Tn, esperando alcanzar en unos años las 30.000 Tn. Su destino natural es Italia, Alemania y los países escandinavos, aunque Zanesco se muestra optimista por el interés que están mostrando mercados menos tradicionales para este segmento de negocio, como es el caso de España.

Además de nuevas plantaciones, los socios de Val Venosta están acometiendo importantes inversiones en la tecnificación de sus procesos de almacenamiento, lo que está permitiendo una comercialización más ágil y eficiente.

Son pasos firmes y dirigidos a mantener el liderazgo en Europa y ganar cuota de mercado en destinos más lejanos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *